Entradas

Desde que los cerdos llegan a nuestras instalaciones cumplen con una serie de requisitos obligatorios para ser transformados y poder comercializar con seguridad sus productos alimenticios. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo cumplimos con todos las normas y exigencias sanitarias para garantizar, como especialistas en productos ibéricos, que éstos sean inocuos y totalmente seguros. Apostamos cien por cien por la SEGURIDAD ALIMENTARIA. Por ello, contamos con la Certificación en Normas ISO (Organización Internacional de Normalización) exigida por la Unión Europea. 

Nuestros profesionales trabajan, a diario, con un sistema de trazabilidad innovador para llevar a cabo una exhaustiva identificación de los lotes porcinos y controlar toda la información asociada que garantiza la seguridad alimentaria de todos nuestros productos ibéricos. Nuestros jamones y carnes del cerdo visten etiquetas de excelencia. Es importante destacar que contamos con medidas correctoras posteriores que nos permitan identificar cualquier producto, en cualquiera de las etapas de producción, transformación y distribución de forma prácticamente inmediata. Cada lote de cerdos y cada canal se identifica de manera individual. Además, disponemos de un equipo de veterinarios que verifican el cumplimiento de todas las obligaciones higiénicas que requiere el reglamento en relación a los animales como por ejemplo: 

Su bienestar, la idoneidad de las instalaciones de sacrificio y faenado, la higiene del personal, el sangrado, la supervisión de SANDACH (subproductos no destinados al consumo humano), el marcado y el etiquetado sanitario y el almacenamiento y la expedición de los productos del cerdo ibérico. 

Pero no sólo hacemos hincapié en la situación de los animales; en el Matadero Frigorífico El Navazo, también controlamos al máximo la higiene en la producción. Nuestros trabajadores respetan y aplican todas las prácticas de higiene necesarias, afianzadas, aún más si cabe, en esta época Covid

La limpieza y desinfección es constante para asegurarnos buenas prácticas de elaboración y manipulación. Además, asiduamente llevamos a cabo otras prácticas específicas, como el control de residuos químicos. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo estamos convencidos de que la buena formación de nuestros trabajadores y las apropiadas condiciones de equipos e instalaciones también influyen en una completa seguridad alimentaria. Por ello, apostamos con firmeza por estas prácticas. 

Todos y cada uno de los días de nuestro trabajo pensamos en nuestros clientes y los consumidores: arbitramos medidas y protocolos de seguridad que garantizan, en nuestros productos del cerdo ibérico conlleven una perfecta combinación de alimentos seguros y exquisitos.

El modelo de producción del sector porcino en España es un ejemplo a nivel mundial y además es especialmente respetuoso con el medio ambiente, con el bienestar animal y con la seguridad alimentaria.

El sector porcino de nuestro país se caracteriza por su evolución y mejoras constantes, favoreciendo así la aparición de diversos modelos de producción que han encontrado la forma de ser rentables ocupando, de este modo, su propio nicho en el mercado. 

Qué duda cabe que en El Matadero Frigorífico El Navazo hemos conseguido, en los últimos años, asentarnos -dentro del modelo de producción del sector porcino- con identidad propia respetando al máximo la sostenibilidad en todos los vertientes: medioambiental, económica, social y ética, en relación al trato de los animales. El esfuerzo diario por llevar a cabo un trabajo excelente nos ha otorgado el valor diferencial que nos ha colocado como un referente nacional e internacional.

En España contamos con una normativa muy respetuosa con el medio ambiente y con la protección de los cerdos. En la actualidad, a las estrictas normas tanto nacionales como de la Unión Europea, se ha añadido el sello de certificación, creado por la INTERPOC,  “IAWS, Certificado de Bienestar Animal” y que El Matadero Frigorífico El Navazo luce con orgullo desde hace un tiempo, como ya os hemos contado. Es una importante huella de identidad que reside en nuestro ADN. 

Por lo tanto, los productos del cerdo español cuentan con los mayores estándares de calidad y seguridad del mundo y en El Matadero Frigorífico El Navazo colaboramos día a día, y con gran empeño, para que así siga siendo en la labor de las tareas de nuestra cadena de trabajo: sacrificio, despiece y la comercialización del producto porcino a nivel nacional e internacional, exportando a más de 45 países de todo el mundo.

España está consolidada como segundo mayor exportador de porcino de la UE, solo por detrás de Alemania, aumentando espectacularmente las exportaciones a terceros países, fundamentalmente a China y países del Sudeste asiático. Por lo tanto, es indiscutible que el sector porcino español tiene una importancia crucial en la economía de nuestro país, ya que supone alrededor del 14% de la Producción Final Agraria. 

El modelo de producción de la UE es único a nivel mundial. Los cuatro pilares en los que se basa ( Bienestar animal, Sanidad Animal, Alimentación Animal y Prevención y control integrados de la contaminación) sumados a un sistema de producción de alimentos con los estándares más altos de calidad, seguridad alimentaria y riguroso sistema de trazabilidad hasta que los productos llegan a la mesa, le han otorgado la distinción que posee actualmente.

En El Matadero Frigorífico El Navazo estamos orgullosos de este modelo de producción que no sólo recae en la mejora de la vida de los animales, sino también en una mayor calidad del producto porcino por lo que además garantiza el bienestar de los cerdos, el cuidado y respeto del medio ambiente, la seguridad de los trabajadores, así como la seguridad alimentaria. 

Siempre pensamos en los animales y en nuestros clientes.

En El Matadero Frigorífico El Navazo creemos firmemente que un buen sistema de la trazabilidad conlleva utilizad tanto para el cliente como para la empresa.

Controlar todos los aspectos de la carne de cerdo, a lo largo de la cadena de producción es uno de nuestros principales objetivos diarios. Gracias a nuestras avanzadas tecnologías y a la buena labor de nuestros profesionales, tenemos la capacidad absoluta de realizar un seguimiento exhaustivo del producto, desde que los cerdos llegan a nuestras instalaciones hasta que el cliente recibe su pedido.

Nos gusta ser fieles a nuestros clientes y por ello, nuestro trabajo está realizado de manera correcta y segura siguiendo todos los pasos que nos indica la ley que regula la trazabilidad a rajatabla: Reglamento nº 178/2002 del Consejo y del Parlamento Europeo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo creemos que un sistema de trazabilidad bien aplicado al final, proporciona a nuestros clientes toda la información sobre la carne porcina que están adquiriendo, además de transmitirles una seguridad alimentaria porque saben que la manipulación de la carne de cerdo ha sido correcta en todas las partes de la cadena de producción.

Estar en posesión de la Norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria también no da más credibilidad en este aspecto tan importante en el mundo de la producción alimentaria.

La trazabilidad alimentaria, además, nos aporta la capacidad de encontrar y seguir el rastro de un producto. Así, un buen sistema de trazabilidad nos permite tirar del hilo para encontrar el origen de cualquier problema de seguridad alimentaria. Es como «nuestro detective» para poder llevar a cabo una «reconstrucción de los hechos».

En El Matadero Frigorífico El Navazo llevamos a cabo un exquisito control de los datos obligatorios en la etiqueta del producto cárnico; nuestro sistema de trazabilidad relaciona con entradas y salidas el producto porcino.

El objetivo de este sistema es garantizar que la carne se mantenga en buenas condiciones higiénicas a lo largo de estos pasos y, por supuesto, dar la máxima información para generar la máxima confianza en nuestro clientes.