Entradas

Los embutidos del cerdo ibérico que ha sido alimentado a base de bellotas poseen más ácidos grasos insaturados que el del resto de porcinos, por lo que la grasa del primer animal se considera una de las más cardiosaludables.

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos contarte que elaboramos productos que provienen de cerdos ibéricos que viven en libertad y que por lo tanto, realizan más ejercicio que otros cerdos que se crían encerrados y en un espacio menor donde moverse.

¿Sabías que la bellota y otros frutos secos, contienen más de un 93 % de grasa?…Y entre estas grasas que forman la bellota, destaca en más del 80 %, el ácido oleico, principal componente del aceite de oliva. Además, como el cerdo ibérico hace más ejercicio, los niveles de colesterol en su carne no son muy elevados.

Como te hemos contado en otras ocasiones, la alimentación de los cerdos ibéricos se basa en las bellotas, lo que produce una mayor presencia de ácido oleico en los jamones y otras piezas de carne derivadas de este animal que transformamos en El Navazo. Por ello, las características beneficiosas, que proporciona este fruto seco en el porcino,  conlleva consecuencias saludables para nosotros, los consumidores. Sabemos que este tipo de grasas produce efectos positivos para el colesterol, ayudando a reducir la tasa de colesterol “malo” y potenciando la creación del colesterol “bueno”. Recuerda que el único alimento que tiene niveles más altos de ácido oleico es el aceite de oliva virgen.

Por ejemplo, muchos expertos, que han estudiado este tema, consideran que consumir jamón de bellota todas las semanas es beneficioso para nuestra salud. Te recordamos que el jamón ibérico nos aporta vitaminas del grupo B; vitamina B1, B2, B6 y B12, además de vitamina E. En cuanto a los minerales destacan el calcio, el hierro y el cinc. 100 gramos de jamón ibérico de bellota aportan el 20% del hierro que debe consumir una mujer diariamente (entre 3 y 4 mg cada 100 gramos de jamón).

Ya sabes que como en casi todo en la vida, el término medio es el correcto; así que introducir semanalmente tres o cuatro porciones de este producto de marca España en nuestra dieta, puede traernos consecuencias positivas para nuestra salud.

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te aconsejamos aprovecharte de todos las ventajas de los productos del cerdo ibérico alimentado con bellotas. 

Sabes que no sólo disfrutarás de un producto saludable, sino también,  de piezas porcinas rebosantes de sabor.

Una vez más nos centramos en el producto ibérico por excelencia en nuestro país e incluso fuera de nuestras fronteras. 

Hoy, desde el Matadero Frigorífico el Navazo queremos hablarte de la morfología de esta exquisita pieza del cerdo ibérico. Es muy importante conocer bien las partes del jamón para cortarlo adecuadamente y disfrutar al máximo de su sabor. Dependiendo de la parte de corte de este producto ibérico puede variar la infiltración de grasa, la salinidad o la fibrosidad de la carne. De este modo, hay partes que son más adecuadas para consumir en lonchas y otras, que es más recomendable comerlas en taquitos o cocinadas; en croquetas o en una buena guarnición. Eso sí, siempre apreciarás más las cualidades organolépticas del jamón ibérico si lo consumes recién cortado. 

Para ayudarte a que disfrutes de este manjar español vamos hablar de sus diferentes partes:

La Punta es el extremo opuesto a la pezuña de la pata de jamón ibérico. Es muy sabrosa y contiene una gran cantidad de grasa. También, es la zona de los jamosnes dónde se concentra más la sal, porque éstos se cuelgan justo por el otro lado y los fluidos grasos se concentran en este extremo por la gravedad. Es interesante que el corte de las lonchas lo hagas más pequeño para saborear mejor su intensidad.

La Maza es donde se encuentra la mayor cantidad de carne y el lugar por el que normalmente empezamos a partir la pata de jamón. También, en la maza del jamón ibérico es donde se encuentra la mayor infiltración de grasa en la carne. Las lonchas pueden ser de diferente tipo según las cortes, si lo haces por la zona central o por los laterales y la punta. Otra característica de esta parte del jamón es que su carne tiene un toque dulce. 

La Contramaza  es la parte más curada del jamón por su estrechez, y por eso tiene muy poco contenido graso. Una vez que hayas consumido la maza es por dónde debes continuar el corte del jamón.  

La Babilla está situada por debajo de la maza, justo entre los huesos fémur y coxal. Sin duda, es la zona menos jugosa de la pieza ibérica. Si vas a consumir el jamón rápidamente, desde el Matadero Frigorífico El Navazo te recomendamos comenzarlo por la babilla para que no se pierdan el sabor y los aromas de la maza. Además, te aconsejamos sacar lonchas que incluyan grasa exterior –nunca de color amarillo que saben a rancio-, para que sean más jugosas. Es la parte más difícil de cortar y el aspecto de su carne no suele ser tan bonito como las de la maza. 

El Jarrete proporciona una carne de jamón fibrosa pero fácil de masticar. Es una parte aceitosa. Debido a su dureza se puede consumir en lonchas o en taquitos, pero esto no implica, en absoluto, que su sabor no sea exquisito. 

La Caña es la parte que se encuentra ubicada justo antes de la pezuña. Una mayor estrechez de la caña indicará pureza en la reza del cerdo, así como una seña de calidad. En esta zona, la carne es más dura y fibrosa que en el jarrete. Igualmente suele ser la parte más aceitosa. Por este motivo, su carne puedes usarla en forma de tacos para añadir en estupendos guisos.

La Pezuña, en un extremo del jamón, se suele usar para caldos porque aporta mucho sabor. 

Por lo tanto, cuando te sitúes delante de un jamón ibérico, te encontrarás ante una pieza que contiene una gran variabilidad de matices, aromas y sabores. Si eres amante del jamón ibérico, como si lo eres menos, desde el Matadero Frigorífico El Navazo, expertos en este manjar, esperamos haber acertado con nuestros consejos para que puedas sacar mejor partido a nuestra estrella gastronómica nacional: el jamón ibérico. 

Uno de nuestros objetivos es tu bienestar…y el «gastronómico» es fundamental.

Es sabido que la raza de cerdo ibérico, es la raza de porcino que da lugar a los jamones, paletas, embutidos y carnes de mayor calidad en el mercado español. Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te queremos contar algo más sobre ellos que quizás desconozcas:

¿Sabías que estos cerdos son los puercos que mejor se adaptan a las dehesas?

Son animales muy andarines y les gusta disfrutar de la extensión y la libertad. Tienen una gran capacidad para acumular grasa, que se infiltra en sus carnes durante el periodo de engorde. Por ello, su carne posee una extraordinaria textura y untuosidad.

Dentro de la raza de cerdos ibérica podemos diferenciar dos tipos fundamentales de porcino atendiendo al color de la piel y pelaje de los cerdos ibéricos:

Cerdos Ibéricos Negros

Esta raza tienen más envergadura y poseen una mayor predisposición para acumular grasa que los colorados. Suelen ser cerdos mucho más finos. Pero, a su vez es importante destacar que el cerdo ibérico negro puede proporcionar dos tipos de jamones según su procedencia:

Raza de Cerdo Ibérico Negro Entrepelado

De origen en la Sierra de Córdoba, es un animal muy estirado. Además, contiene un porcentaje de grasa inferior al lampiño.

Raza de Cerdo Ibérico Negro Lampiño 

Este cerdo ibérico tienen su origen en Extremadura, aunque también podemos encontrar ejemplares en Andalucía. Es un animal que engorda mucho durante la montanera y tiene la característica física, de la ausencia de pelo, así como unos pliegues transversales en su frente.

Cerdos Ibéricos Colorados

Estos cerdos tienen un mayor porcentaje de músculo que los de raza negra. Además, contienen mayor porcentaje de músculo y un menor porcentaje de grasa entrevetada. Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te contamos que estos animales ibéricos dan lugar a tres tipos de jamones diferentes:

Raza de Cerdo Colorado Manchado

Estos cerdos son originarios de la Sierra de Huelva (Andalucía) y son peculiares por sus manchas grises o negras que sobresaltan sobre el pelaje rubio de su cuerpo.

Raza de Cerdo Colorado Retinto 

Estos puercos se encuentran casi en todas las provincias productoras españolas (Badajoz, Cáceres, Sevilla, Córdoba, Salamanca, Toledo, Ciudad Real) puesto que la productividad de los mismos es muy elevada.

Raza de Cerdo Colorado Torviscal

Es una raza de cerdo ibérico que resultó del cruce del Negro de Puebla y Negro de Campanario con las variedades portuguesas Ervidira y Caldeira. Su piel puede ser clara u oscura. Como características propias cabe destacar que tienen un dorso más largo y recto. Su carne es más magra pero como contrapartida cabe destacar que posee una menor infiltración de las grasas.

Así pues, te recomendamos disfrutar de cualquiera estos jamones. Tu paladar disfrutará con cualquiera de ellos.

En el Matadero Frigorífico El Navazo pensamos en tí y te ofrecemos lo mejor de los mejor de la raza del Cerdo Ibérico.