Entradas

En medio de esta pandemia mundial, que aún seguimos viviendo, desde el Matadero Frigorífico El Navazo compartimos una reflexión sobre la incuestionable importancia del esfuerzo y compromiso que todos los integrantes de nuestro equipo hemos llevado a cabo en nuestro labor diaria (y así seguiremos haciendo) de manera responsable y optimista para sobrellevar mejor esta crisis sanitaria. 

Durante estos duros meses hemos trabajado de manera dinámica y muy activos, sin dejar de estar, ni un solo momento, al servicio de nuestros clientes, reforzando, diariamente, nuestro trabajo para abastecer de carne de cerdo y elaborados de porcino, asegurando el compromiso y las necesidades alimentarias de los consumidores.  

A pesar de ser conscientes de que, todos juntos, tenemos que seguir esforzándonos para terminar con esta situación lo antes posible; en El Matadero Frigorífico El Navazo afrontamos el año 2021 con más ganas, si cabe, de seguir proporcionando a nuestros clientes la gran exquisitez de nuestros productos porcinos. Pensamos seguir generando empleo y riqueza, asegurando el puesto de nuestra marca como referente nacional e internacional. 

Somos optimistas y nos gusta pensar que el año que acabamos de estrenar nos va a traer buenas noticias y buenos resultados

En el Matadero Frigorífico El Navazo continuamos trabajando, diariamente, por la calidad y seguridad alimentaria, el medio ambiente y el bienestar animal. 

En relación a este último aspecto cumplimos con la normativa más avanzada y exigente que existe en la actualidad. Además, todos los profesionales de El Navazo trabajamos para reducir el impacto medioambiental durante nuestra actividad. Nos gusta proteger al entorno como si fuera nuestro hijo. Miramos al futuro con la idea de seguir esforzándonos al máximo para incrementar nuestra producción alimentaria de manera optimista y sostenible.

Los estándares de calidad y seguridad alimentaria por los que nos regimos en nuestro matadero, cumplen cien por cien con la exigente normativa de la Unión Europea, avalando un sistema perfecto de trazabilidad en la transformación y distribución de nuestros productos.

Estas tres líneas de actuación: bienestar animal, cuidado del medio ambiente y seguridad alimentaria…marcan nuestro trabajo diario, pero también perfilan nuestro futuro, en el que lucharemos por continuar abasteciendo satisfactoriamente a nuestros clientes;  como lo hemos hecho hasta ahora, en cualquier circunstancia por adversa que haya sido.  

Queremos seguir siendo un referente del sector porcino y del cerdo ibérico; y de manera firme y optimista, en El Matadero Frigorífico El Navazo, seguiremos trabajando muy duro por ello.

La carne de cerdo es un producto cada vez más popular en las mesas navideñas para celebrar el fin de año. Y el cerdo ibérico se lleva el premio por su excelencia. Como es una carne que le suele gustar a todos los comensales, con cualquier receta que cocines te asegurarás el éxito. 

Además, es importante contemplar que la carne porcina se puede conservar cocinada en el refrigerador durante algún día. Esta ventaja te permitirá cocinar de una sola vez más cantidad y así no tendrás que hacerlo a menudo durante estas fiestas navideñas. 

¿Todavía no has elegido el menú de Nochevieja? ¿Tienes dudas? 

Bien. Vamos a solucionarlo: 

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te vamos a ofrecer unas cuantas recetas de cerdo ibérico para que vayas eligiendo. Alguna opción más tradicional y otra más exclusiva por si tus comensales son más innovadores y exquisitos. La carne de cerdo es súper agradecida y es perfecta para todos los presupuestos. Aunque es evidente que si optas por una carne porcina ibérica tu receta saldrá más sabrosa. 

Son muchos los platos con los que puedes sorprender a tu familia. Hemos seleccionado alguno de ellos:

Lomo de cerdo relleno

Te encantará esta receta y es muy sencilla de hacer: mezcla nueces, aceitunas y pasas de ciruela en la batidora, o pica todo finamente hasta formar una pasta. Después rellena el lomo de cerdo y cocínalo al horno. Este es un plato con un sabor propio de fiesta de navidad. 

 Solomillo de cerdo con salsa de ciruelas

Asa de manera tradicional la pieza de cerdo y acompáñalo con abundante salsa de ciruela (ciruelas pasas, cebolla chalote, chorrito de vino y vinagre balsámico): el sabor de esta fruta le proporcionará a la carne porcina un toque tradicional y hogareño.

Carré de cerdo con salsa de champán o cava

Si estás pensando en una receta para celebrar por todo lo alto, en el Matadero Frigorífico El Navazo te recomendamos que cocines un carré de cerdo con salsa de champán o cava español que seguro superará todas las expectativas en la mesa. Corta el carré de cerdo en cuatro partes y lo introduces en una sartén con un poco de aceite bien caliente para saltear los trozos. Después, agregas la cebolla picada en trocitos muy pequeños y la dejas pochar para echarle un vaso generoso de champán o cava. Añades sal, pimienta, un chorro de salsa de soja, orégano y un poquito de romero. Dejas que se cocine todo junto a fuego lento junto a esta carne de cerdo ibérico estrella. Cuando se haya reducido el líquido; lo apagas y lo dejas reposar tapado durante unos minutos. Para servirlo puedes acompañarlo de unas verduras o unas patatas asadas. ¡Y a disfrutarlo!

Muchos dicen que la comida te entra primero por los ojos…pero desde El Matadero Frigorífico El Navazo te aseguramos que este plato además, conquistará a tus comensales por su sabor exquisito.

Es cierto, que todavía te quedan algún día para organizar la cena de Fin de Año, pero hay que ser precavido y pensar siempre bien cómo celebrar en la mesa, lo mejor posible, la entrada del nuevo año. 

Desde El Matadero Frigorífico El Navazo te aconsejamos que lo hagas con un rico plato de cerdo ibérico…porque es una noche para disfrutar de buenos sabores y buena comida. 

 -FELIZ AÑO NUEVO Y MUCHA SALUD-

¿Quién no se ha preguntado alguna vez cuál es el color idóneo de una buena carne de cerdo? ó ¿Por qué algunas piezas del cerdo son más rojas que otras? 
La respuesta a la segunda pregunta te la contamos ya mismo: por la mayor o menor cantidad de mioglobina en los músculos del animal porcino en concreto.  

En cuanto a la primera respuesta, vamos a recordar antes de seguir con la explicación, que la carne de cerdo se considera roja y blanca. Sí, choca; pero así es. Ya te lo habíamos contado en otro blog. Su clasificación cambia según la edad del porcino, la cantidad de ejercicio que haya hecho el animal y la pieza que vayamos a degustar: por ejemplo si nos referimos al solomillo ibérico hablamos de una carne roja,  pero si se trata de un lomo es carne blanca. 

Pero, independientemente de la pieza de cerdo ibérico de la que estemos hablando, hoy desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos informarte sobre la mioglobina, la proteína culpable de proporcionarle a la carne del animal un mayor o menor tono rojizo. 

De manera equivocada, y quizás por la semejanza del color, podemos pensar y asociar que esta proteína circula por la sangre; pero no es así: simplemente se fija en las células del tejido originando ese color púrpura que conocemos. Posteriormente, cuando la proteina en cuestión se mezcla con el oxígeno, se convierte en oxiomoglobina y dará lugar a una carne de color mucho más brillante. El resto de intensidad rojiza se la proporciona la hemoglobina, que se encuentra, principalmente -ahora sí- en la sangre que circula por todo el cuerpo del cerdo, aunque después del sacrificio podemos también encontrarla en pequeñas cantidades por algunos tejidos. 

Por lo tanto, desde el Matadero Frigorífico El Navazo te contamos que podrás distinguir el color de la carne de un cerdo ibérico más viejo porque tendrá un color rojo-rosa más oscuro, debido a que la mioglobina aumenta con la edad del animal. Además, unos músculos que se hayan ejercitado más, también serán siempre más oscuros; lo que explica que dentro del cerdo puede haber variación en el color de sus músculos. Por ello, la carne del cerdo ibérico siempre tendrá una tonalidad de rojo suave brillante cuando esté más fresca.  

Ahora bien…¿Cuál es la causa del color grisáceo en la carne de cerdo curada?

Debes tener claro que la exposición de la carne a la luz y al oxígeno causa oxidación lo que supone el rompimiento de los pigmentos formados durante el proceso de curación: estos factores externos contribuyen a este rompimiento químico y al deterioro microbiológico del producto. El curado como el nitrito (que aparece por oxidación biológica), cambia químicamente el color del músculo. Por ello, la carne cruda del cerdo ibérico es menos rosa pálido que la carne del animal cocida y curada. 

Además, también es interesante que sepas que el color de la carne de cerdo también varía si está envasada al vacío. Eso sí: cuando la carne está protegida con los empaques de plástico que permiten el paso del oxígeno ayuda a que los cortes de la carne retengan más su color brillante inicial. 

Así que ya tienes una clave más para elegir una buena carne de cerdo ibérico: debe tener un color rosado o rojo pálido, según la parte que sea.

En el Matadero Frigorífico El Navazo queremos que distingas a la perfección una carne porcina de calidad. 

Para nosotros la calidad de nuestros productos es una obligación.

color de la carne de cerdo también varía si está envasada al vacío. Eso sí: cuando la carne está protegida con los empaques de plástico que permiten el paso del oxígeno ayuda a que los cortes de la carne retengan más su color brillante inicial. 

Así que ya tienes una clave más para elegir una buena carne de cerdo ibérico: debe tener un color rosado o rojo pálido, según la parte que sea.

En el Matadero Frigorífico El Navazo queremos que distingas a la perfección una carne porcina de calidad. 

Para nosotros la calidad de nuestros productos es una obligación.

El papel de los veterinarios en un matadero es esencial para garantizar el bienestar animal y la salud pública

En el Matadero Frigorífico El Navazo somos conscientes de la importancia de la labor de estos profesionales en nuestro sector, controlando todo el proceso de nuestra cadena de trabajo. El profesional veterinario contribuye a garantizar el abastecimiento alimentario seguro, interviniendo de forma integral en todo el proceso de la producción de carne de cerdo ibérico proporcionando a nuestros clientes productos sanos, seguros y de calidad.

Los veterinarios están presentes, en nuestras instalaciones, desde la llegada de los cerdos hasta que obtenemos los diferentes productos porcinos de su carne, con el objetivo de asegurar que sólo será apta para el consumo humano aquella que no presente ningún riesgo para la salud del consumidor. Los veterinarios controlan, de primera mano, la descarga de los cerdos de los camiones; la densidad de animales logrando un espacio adecuado y  verificando, además, que el sacrificio se hace de manera correcta cumpliendo con lo que obliga la normativa europea.

Tenemos que recordar que entre la medicina humana y la medicina animal casi no existen líneas divisorias. Diferentes estudios han corroborado que dos de cada tres enfermedades son compartidas por los animales y las personas. Por lo tanto, el veterinario es un actor imprescindible e incuestionable en la estrategia de control de los productos del cerdo para el consumo humano. Por ello, otra de sus labores fundamentales es descartar la presencia del parásito de triquina en la carne del cerdo (triquinosis): se toma una muestra de músculo, preferentemente del pilar del diafragma del animal, músculo intercostal o maseteros, para examinarla y comprueba que el animal no está infectado del este parásito. Asimismo, el veterinario examina el canal del animal sacrificado y sus vísceras para verificar la ausencia de otras patologías como cisticercosis, tuberculosis o hidatidosis. Una vez se tenga la confirmación positiva de estos profesionales podemos proceder a la elaboración de los productos cárnicos, manipulando a los animales, de forma higiénica y garantizando la prevención de riesgos para las personas que finalmente consumirán el producto del cerdo ibérico. 

Por ello, la vigilancia veterinaria es absolutamente estricta en el respeto de las condiciones de estancia, manejo y sacrificio de los animales, así como en la manipulación de los productos cárnicos porcinos y en la expedición de las certificaciones para la exportación de nuestros productos porcinos, aplicando las políticas que se exigen en la normativa de la Unión Europea en materia de seguridad alimentaria.

En El Matadero Frigorífico el Navazo contamos con los mejores veterinarios como pilar fundamental en nuestro trabajo diario, con el fin de que los productos del cerdo lleguen al mercado con los mayores niveles de calidad y seguridad, cumpliendo cien por cien con todas las normas y estrategias adecuadas.

El jamón ibérico es uno de los productos estrella que tenemos en las mesas de nuestro país. Pero no sólo los españoles nos deshacemos en halagos hacia este majar, ni muchos menos. Actualmente, el jamón ibérico se considera un producto gourmet en muchos lugares del mundo. Allá dónde viajemos encontraremos auténticos amantes de esta joya de nuestra gastronomía. 

Como ya hemos señalado, en algunas ocasiones desde el Matadero Frigorífico El Navazo; el jamón ibérico forma parte de nuestro ADN alimenticio. Los hechos demuestran que esta afirmación no es una exageración: así lo corrobora su éxito nacional y también el que tiene fuera de nuestras fronteras. El jamón ibérico es uno de los productos españoles con más fans en el mundo entero: Norteamérica, Japón, Australia o cualquier país de Europa lo destacan como un auténtico manjar español. Gracias a esta fabulosa imagen, las exportaciones de nuestros productos del cerdo ibérico han aumentado, considerablemente, durante los últimos años, ya no en Europa sino también, fuera de las fronteras europeas. 

Y aunque es cierto que los permisos para hacer llegar este manjar fuera de España cada vez son más exigentes,  en el Matadero Frigorífico El Navazo disponemos de todos los certificaciones necesarias para realizar las exportaciones a más de 45 destinos de todo el mundo. 

Aunque la Unión Europea es el principal destino extranjero de las ventas del sector porcino español; Asia está ganando cada vez más peso en la predilección por el cerdo español. Los japoneses son un ejemplo de esta afirmación. Por lo tanto, el jamón ibérico se ha convertido en uno de los manjares más preciados en muchos países con características muy diferentes en su cultura gastronómica: mesas mexicanas, americanas, australianas….disfrutan muy a menudo de nuestro preciado majar.

Pero evidentemente siempre hay candidatos que ocupan los primeros puestos en los rankings. Y en el caso del consumo de jamón ibérico también: Francia, Alemania y Portugal son muy fans a la hora de consumir este producto español. 

Francia es el primer país de destino de las exportaciones de jamón ibérico. En el país galo, donde podemos encontrar productos similares, como el “Jamón Bayonne” saben diferenciar las múltiples ventajas que les proporciona nuestro producto diez.

Alemania se ha convertido en uno de los destinos principales de este producto estrella español. En tierras germanas cada vez consumen más el jamón ibérico de bellota…incluso, se considera un producto gourmet.

Y qué decir de Portugal…amantes absolutos del jamón ibérico y que incluso, en no pocas ocasiones, se ha convertido en destino de nuestros cerdos para pasar allí la montanera. 

Por eso, en el Matadero Frigorífico El Navazo, con nuestro afán de perfección trabajamos, diariamente, para satisfacer los gustos gastronómicos españoles y también extranjeros; garantizando la calidad de este producto típico español y fundamentalmente, para que todo el mundo pueda consumirlo y saborearlo en condiciones óptimas.

¡Todo por el jamón ibérico made in Spain!

Durante los últimos años ha crecido el interés por la salud y ello ha llevado a que las industrias cárnicas hayamos incrementado nuestro esfuerzo entorno a las estrategias tecnológicas para aumentar la calidad nutricional de nuestros productos y elaborar alimentos funcionales con propiedades saludables. En el Matadero Frigorífico El Navazo utilizamos la innovación para potenciar los aspectos saludables de los productos del cerdo.

Aunque los objetivos perseguidos son varios: por ejemplo, eliminar sales nitrificantes ó el sodio; la mejora constante de la cantidad y calidad de las grasas de la carne porcina ha sido sin duda uno de nuestros puntos en la meta final. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta que esta mejora nunca altere las propiedades sensoriales originales y tradicionales de nuestros productos ni los riesgos en seguridad alimentaria. La investigación alimentaria que se realiza continuamente estudia los diferentes ingredientes y técnicas para optimizar las características saludables de la carne porcina tanto a nivel nutricional como sensorial y funcional. 

Es curioso destacar como hace algún tiempo el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Biotecnología de la Universidad de Konkuk (Corea) a través de un exhaustivo estudio descubrió que la adición de polvo procedente del rizona de la planta de Loto (Nelumbo nucifera), como fibra alimentaria antioxidante se podía utilizar como ingrediente natural para la elaboración de algún producto cárnico funcional, manteniendo las propiedades organolépticas propias de estos alimentos. Como ejemplo se tomaron unas salchichas cocinadas y se comprobó que esta carne porcina había perdido contenido en grasa pero seguía manteniendo un espectacular sabor. 

Como dato interesante es importante saber que el rizoma (tallo subterráneo con varias yemas) de esta planta contiene varios compuestos biológicamente activos, como los compuestos polifenólicos (kaempferol, quercetina e isoquercetina) y las procianidinas, que impiden la pérdida de nutrientes e inhiben la oxidación de lípidos y proteínas.

Por lo tanto, sabemos que actualmente, ha crecido muchísimo la utilización de ingredientes naturales: fibras, aceites vegetales o proteínas, como agentes biológicos funcionales que permiten al consumidor alimentarse con productos que aporten beneficios adicionales para su salud. La dieta ha cambiado considerablemente en los últimos años y por ello, en el mercado cárnico internacional y nacional disponemos de algunos derivados cárnicos con reclamo de alimentos funcionales óptimos para la salud. 

En España en las últimas décadas se ha incrementado mucho el consumo de productos del cerdo y sus derivados. En este contexto ha sido muy importante el desarrollo de estos productos funcionales así como la comprobación de los efectos positivos derivados de su consumo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo queremos satisfacer a todo tipo de consumidores y adaptarnos a sus gustos y en nuestro trabajo diario plasmamos la idea de que la forma de alimentarnos y la dieta, tienen un papel fundamental en el mantenimiento de nuestra buena salud y la prevención de enfermedades. 

Siempre: nuestro cliente es nuestra razón de ser. 

Hoy recordamos que en el Matadero Frigorífico el Navazo disponemos de la planta de sacrificio, y de despiece más moderna y eficiente de España. Nuestras instalaciones están dotadas con la más alta tecnología al servicio del proceso, la trazabilidad y la seguridad alimentaria. Además, contamos con una flota de vehículos refrigerados y homologados para asegurar el transporte puntal con las máximas garantías.

Sin duda, todos y cada uno de los miembros de esta empresa trabajamos, diariamente, para obtener una calidad total y una excelencia empresarial; no sólo por ofrecer unas características óptimas en los productos del cerdo -que obviamente también- sino, además, para desarrollar sistemas de gestión de esa calidad, buscando una mejora continua de todos los procesos que llevamos a cabo en cualquiera de las áreas del matadero. La excelencia exige nuevos conocimientos y habilidades y en El Navazo somos muy conscientes de ello. Tanto es así que, constantemente, luchamos por conseguir una suma sobresaliente de todas nuestras actuaciones:

-Diariamente, enfocamos nuestra labor a la excelencia de nuestro trabajo y a la satisfacción del cliente y entregamos valor a la cadena de proceso y suministro del producto del cerdo.

-Usamos adecuadamente todos los recursos y protegemos el medio ambiente procurando el menor impacto en el ecosistema.

-Controlamos todos y cada uno de los procesos de nuestra labor ofreciendo un ambiente seguro a nuestros trabajadores. Los espacios de trabajo son una parte clave de nuestra cultura empresarial.

-Estudiamos mejoras y soluciones creativas a los problemas. La innovación forma parte de nuestro ADN.

Todas y cada una de las zonas de nuestras instalaciones han recibido y están sufriendo constantes innovaciones. En el Matadero Frigorífico El Navazo estamos dispuestos a cambiar y mejorar continuamente para adaptarnos a las exigencias del cliente y del mercado nacional e internacional. Por ello, hemos y estamos llevando a cabo una digitalización e implantación de sistemas de trazabilidad de nuestros productos porcinos, así como la incorporación de sistemas de intercambio electrónico de datos para la gestión de pedidos, albaranes y facturas. En la empresa abogamos por un proceso de transformación constante y para ello contamos con un gran respaldo de certificaciones y homologaciones (como reflejamos en nuestra web) que nos permiten ser más competitivos. Organismos cualificados avalan los procesos y la calidad de nuestros productos del cerdo.

En el Matadero Frigorífico El Navazo, practicamos, constantemente, actualizaciones en los procesos de calidad de nuestro trabajo con el objetivo de mejorar en nuestros estándares.

La búsqueda continua de innovación y conocimientos son claves en nuestra próspera y creciente empresa y la EXCELENCIA es nuestro máximo objetivo.

Cuando hablamos del cerdo ibérico, hablamos de una raza autóctona y única con unas características especiales que le otorgan exclusividad. Además de su adaptación a las dehesas, su genética especial hacen de este animal un ser vivo excelente comparado con otras razas porcinas. 

Como hemos contado alguna vez, el cerdo ibérico tiene la carne más oscura, porque tiene mayor contenido en pigmentos hemo, es decir, hierro y minerales.  

Pero desde El Matadero Frigorífico El Navazo te queremos hablar de la característica más importante y peculiar: una infiltración grasa en su masa muscular ( implícita en su ADN) hace que su carne sea mucho más jugosa que la carne de cerdo blanco. 

Ya sabes que la grasa de cerdo ibérico es saludable con una gran cantidad de ácidos grasos insaturados beneficiosos para el colesterol. La composición lípida del cerdo ibérico es cardiosaludable. 

Desde hace ya unos cuantos años, las empresas cárnicas y los cocineros se dieron cuenta de que la carne fresca del cerdo tenía mucho más potencial. Excepto en zonas dónde se criaba y se producía en mayor cantidad se sabía muy poco de los cortes especiales de los que hoy disfrutamos en los menús de todo tipo de restaurantes. Incluso su enorme popularidad los han llevado a supermercados y grandes superficies por lo que es posible disfrutar de su exquisitez en el comedor de casa.

¿PERO CUÁLES SON ESOS CORTES ESPECIALES?

Carrillera.- Es una pieza de la mandíbula inferior creada de fibras musculares que le otorgan una textura especial. Es una carne perfecta para hacer en guisos. Tiene muy poca grasa. 

Lomo.- Es una pieza grande y alargada que está pegada al espinazo. Tiene la suficiente infiltración de grasa para que cuando es embuchado y curado sea muy sabroso. Eso sí: disfrutar de un buen plato de lomo fresco es una auténtico manjar. 

Presa.- Situada en la parte superior de la paleta, forma parte del cabecero del lomo. Tiene un aspecto amarmolado por la infiltración de grasa que posee. Como es tan jugosa está exquisita a la plancha o a la brasa.

Solomillo.- Es una pieza de carne de la parte interior del lomo. Es muy tierna y sabrosa, a pesar de tener menos contenido en grasa que la presa. Esta característica hace que la recomendación sea cocinarlo poco. 

Secreto.- Junto con la presa esta es la pieza que más éxito ha tenido en las cocinas gourmet en los últimos años. De todos los cortes del ibérico es el más graso. Casi siempre se cocina a la plancha porque tiene un sabor sabrosísimo. 

Violín.- Esta pieza se obtiene durante el perfilado del jamón. Está cerca del pubis y pertenece al hueso coxal. Es de tamaño diminuto ( unos 70 gramos). En la mayoría de las ocasiones se deja formando parte del jamón y no se separa como pieza diferente. 

Lagarto.- Pieza de escaso grosor y peso tiene forma alargada entre la chuleta y el lomo que está adherida al espinazo. 

Castañuelas.- Están en las mandíbulas y son las glándulas salivares del cerdo. Su peculiaridad está en la textura, similar a la molleja pero con más grasa. Quedan exquisitas guisadas. 

Además de estas peculiares piezas el cerdo, el porcino posee otras carnes muy populares y también muy exquisitas como la lengua, la papada, las costillas o el rabo. 

En conclusión que como se suele decir, efectivamente, del cerdo se aprovecha hasta el andar, y en El Matadero Frigorífico El Navazo trabajamos todos los días para que cualquier pieza del porcino sea de alta calidad y así haga de tus comidas un momento único y especial. 

El modelo de producción del sector porcino en España es un ejemplo a nivel mundial y además es especialmente respetuoso con el medio ambiente, con el bienestar animal y con la seguridad alimentaria.

El sector porcino de nuestro país se caracteriza por su evolución y mejoras constantes, favoreciendo así la aparición de diversos modelos de producción que han encontrado la forma de ser rentables ocupando, de este modo, su propio nicho en el mercado. 

Qué duda cabe que en El Matadero Frigorífico El Navazo hemos conseguido, en los últimos años, asentarnos -dentro del modelo de producción del sector porcino- con identidad propia respetando al máximo la sostenibilidad en todos los vertientes: medioambiental, económica, social y ética, en relación al trato de los animales. El esfuerzo diario por llevar a cabo un trabajo excelente nos ha otorgado el valor diferencial que nos ha colocado como un referente nacional e internacional.

En España contamos con una normativa muy respetuosa con el medio ambiente y con la protección de los cerdos. En la actualidad, a las estrictas normas tanto nacionales como de la Unión Europea, se ha añadido el sello de certificación, creado por la INTERPOC,  “IAWS, Certificado de Bienestar Animal” y que El Matadero Frigorífico El Navazo luce con orgullo desde hace un tiempo, como ya os hemos contado. Es una importante huella de identidad que reside en nuestro ADN. 

Por lo tanto, los productos del cerdo español cuentan con los mayores estándares de calidad y seguridad del mundo y en El Matadero Frigorífico El Navazo colaboramos día a día, y con gran empeño, para que así siga siendo en la labor de las tareas de nuestra cadena de trabajo: sacrificio, despiece y la comercialización del producto porcino a nivel nacional e internacional, exportando a más de 45 países de todo el mundo.

España está consolidada como segundo mayor exportador de porcino de la UE, solo por detrás de Alemania, aumentando espectacularmente las exportaciones a terceros países, fundamentalmente a China y países del Sudeste asiático. Por lo tanto, es indiscutible que el sector porcino español tiene una importancia crucial en la economía de nuestro país, ya que supone alrededor del 14% de la Producción Final Agraria. 

El modelo de producción de la UE es único a nivel mundial. Los cuatro pilares en los que se basa ( Bienestar animal, Sanidad Animal, Alimentación Animal y Prevención y control integrados de la contaminación) sumados a un sistema de producción de alimentos con los estándares más altos de calidad, seguridad alimentaria y riguroso sistema de trazabilidad hasta que los productos llegan a la mesa, le han otorgado la distinción que posee actualmente.

En El Matadero Frigorífico El Navazo estamos orgullosos de este modelo de producción que no sólo recae en la mejora de la vida de los animales, sino también en una mayor calidad del producto porcino por lo que además garantiza el bienestar de los cerdos, el cuidado y respeto del medio ambiente, la seguridad de los trabajadores, así como la seguridad alimentaria. 

Siempre pensamos en los animales y en nuestros clientes.

La reproducción del cerdo ibérico está envuelta en unas cuantas curiosidades dignas de conocer y desde El Matadero Frigorífico El Navazo te las vamos a contar. 

Comenzamos resaltando que el mejor momento para llevar a cabo la reproducción porcina depende del ambiente y del estado físico del animal, pero la madurez sexual de los cerdos suele situarse después de los seis meses de vida del animal. Es verdad que aproximadamente a esta edad ya son fértiles y tienen su primer celo; pero aún así se recomienda esperar hasta los ocho o diez meses de vida para asegurar una cría mucho mejor.

Para que una cerda reproductora se insemine es necesario que se encuentre en estro. Es en este momento fisiológico de la hembra cuando se sitúa el celo que suele durar 2 o 3 días pero es curioso que también dependa de si la hembra es primeriza o no. 

El método para saber si el animal porcino acepta copular es utilizar al cerdo macho para olfatear. Pero desde El Matadero Frigorífico El Navazo te queremos contar otra método infalibre, y es que si se presiona el lomo de la cerda y ésta se queda inmóvil, es signo de que encuentra en celo. Curioso, ¿verdad?.

Las parideras tienen lugar en la mayoría de las explotaciones porcinas, dos veces al año: Junio y diciembre: para hacer coincidir las necesidades de los animales con los recursos naturales de la dehesa, especialmente la bellota cuando los cerdos posean una edad y peso adecuado. Algunas explotaciones llegan a tener hasta tres o cuatro parideras. Y ahí va una primera curiosidad: la gestación tiene una duración de tres meses, tres semanas y tres días.

Eso sí, para saber si la cerda está preñada o no hay que esperar unas tres semanas después de haber sido cubierta por el macho. De manera natural lo indicará la ausencia o la vuelta del celo, aunque también se le puede realizar una ecografía diagnóstico pasados 25 días desde la cubrición.

Desde el momento en el que se confirme el embarazo de la cerda se tomarán más cuidados y medidas en su alimentación. De la nutrición del animal dependerá en buena medida, el provecho que se saque a su vida reproductiva. La alimentación de la cerda gestante se reforzará mucho más hacia los 90 días de gestación para maximizar el crecimiento de los fetos en esta etapa.

También es curioso saber que a pesar de que lo ideal sería que las cerdas pudieran criar indefinidamente, no sucede así. Éstas cada vez que paren tienen camadas más pequeñas y, normalmente, con una tasa mayor de mortalidad. Por esta razón, las cerdas son utilizadas con fines reproductivos durante seis o siete partos, aproximadamente. Cuando pasa este tiempo, las hembras porcinas menos prolíferas son destinadas al matadero. Cuando se produce el parto suelen nacer ocho lechones más o menos. El primer mes se alimentarán exclusivamente con la lactancia materna. 

Es interesante, también, la rapidez con la que cogen peso estos cerdos. Desde El Matadero Frigorífico El Navazo te contamos otra curiosidad de la cría porcina: cada lechón puede pesar al nacer entre 700 y 1000 gramos pero a los tres meses pueden llegar a pesar unos 25 kilos. 

Lo cierto es que este sector del cerdo no deja de sorprendernos y son muchos los datos curiosos que se ubican a su alrededor.