Entradas

Los embutidos del cerdo ibérico que ha sido alimentado a base de bellotas poseen más ácidos grasos insaturados que el del resto de porcinos, por lo que la grasa del primer animal se considera una de las más cardiosaludables.

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos contarte que elaboramos productos que provienen de cerdos ibéricos que viven en libertad y que por lo tanto, realizan más ejercicio que otros cerdos que se crían encerrados y en un espacio menor donde moverse.

¿Sabías que la bellota y otros frutos secos, contienen más de un 93 % de grasa?…Y entre estas grasas que forman la bellota, destaca en más del 80 %, el ácido oleico, principal componente del aceite de oliva. Además, como el cerdo ibérico hace más ejercicio, los niveles de colesterol en su carne no son muy elevados.

Como te hemos contado en otras ocasiones, la alimentación de los cerdos ibéricos se basa en las bellotas, lo que produce una mayor presencia de ácido oleico en los jamones y otras piezas de carne derivadas de este animal que transformamos en El Navazo. Por ello, las características beneficiosas, que proporciona este fruto seco en el porcino,  conlleva consecuencias saludables para nosotros, los consumidores. Sabemos que este tipo de grasas produce efectos positivos para el colesterol, ayudando a reducir la tasa de colesterol “malo” y potenciando la creación del colesterol “bueno”. Recuerda que el único alimento que tiene niveles más altos de ácido oleico es el aceite de oliva virgen.

Por ejemplo, muchos expertos, que han estudiado este tema, consideran que consumir jamón de bellota todas las semanas es beneficioso para nuestra salud. Te recordamos que el jamón ibérico nos aporta vitaminas del grupo B; vitamina B1, B2, B6 y B12, además de vitamina E. En cuanto a los minerales destacan el calcio, el hierro y el cinc. 100 gramos de jamón ibérico de bellota aportan el 20% del hierro que debe consumir una mujer diariamente (entre 3 y 4 mg cada 100 gramos de jamón).

Ya sabes que como en casi todo en la vida, el término medio es el correcto; así que introducir semanalmente tres o cuatro porciones de este producto de marca España en nuestra dieta, puede traernos consecuencias positivas para nuestra salud.

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te aconsejamos aprovecharte de todos las ventajas de los productos del cerdo ibérico alimentado con bellotas. 

Sabes que no sólo disfrutarás de un producto saludable, sino también,  de piezas porcinas rebosantes de sabor.

Si quieres inaugurar el verano con barbacoa en tu casa y todavía no sabes qué carne comprar, desde el Matadero Frigorífico El Navazo te aconsejamos los mejores cortes del cerdo ibérico para que sea todo un éxito.

Las mejores carnes para la barbacoa son las que tienen mayor infiltración de grasa porque aseguran un sabor y una jugosidad; por eso la carne del cerdo ibérico es perfecta.

Costillas 

Las costillas de cerdo ibérico son una opción sabrosísima  y es una de las opciones preferidas de la mayoría de la gente. Si las haces correctamente tienes el éxito asegurado con los niños y los adultos. 

Lomo Ibérico

Este corte es ideal porque es perfecto para poder hacerte un montadito en cualquier momento. Además se trata de una pieza fina y magra, que apenas tiene grasa y es fantástica tanto para mayores como para los más pequeños. 

Panceta

Suele ser una de las protagonistas fundamentales de las barbacoas. Su excelente sabor y su textura crujiente la convierten en un bocado delicioso. Te recomendamos consumirla como entrante antes de las piezas más fuertes.

Chorizo

Suele ser uno de los productos más populares y que más se hacen en las barbacoas. 

Pero, hoy, además de estas piezas ricas y populares en estas reuniones veraniegas, también queremos hablarte de otros cortes especiales para hacer una barbacoa variada y diferente: 

El Secreto, Lagarto, Pluma y  la Presa son partes premium que últimamente están más de moda.  ¡Y no nos extraña!

Son cortes súper jugosos porque tienen mucha grasa intramuscular. De este modo, cuando entran en contacto con el calor, se encogen y sueltan un líquido que funciona como un antiadherente natural. Al gotear se impregna en la leña o el carbón y añade a la carne un sabor único. 

Para que consigas una comida de 10 con estas piezas, es muy importante que sigas, si no lo haces ya,  unos cuantos consejos para obtener unas brasas en condiciones:

-Espera a que desaparezca el fuego por completo y el calor de las brasas se reparta de manera uniforme por toda la parrilla. 

-Mantén una distancia prudente entre la parrilla y las brasas.

-Es muy importante que mantengas las mismas brasas durante todo el cocinado. 

Si consigues precalentar la parrilla de manera idónea le sacarás el máximo partido a estas piezas gourmet: que quedan crujientes por fuera y muy tiernas y jugosas por dentro. Sin duda, son piezas perfectas para los amantes de la carne a la brasa. 

Ah! y recuerda que no es necesario cocinarla con aderezos, ni salsas, debido a su extrema calidad. Un poco de sal –si es gruesa o en escamas mucho mejor- y a “chuparse los dedos”. 

Los cortes del cerdo ibérico han de consumirse al punto: dejarlos reposar unos minutos después de sacarlos de la parrilla permitirá que reabsorban los jugos y obtengan una textura y sabor irresistibles. De este modo, vas a notar que se deshacen en la boca. 

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te aseguramos que la carne porcina ibérica es perfecta para este tipo de cocinado. Tiene un gusto y una jugosidad inigualable. Te aconsejamos que lo descubras tú mismo cuanto antes. 

Seguro que estamos de acuerdo que durante el verano,  disfrutar de una rica barbacoa al aire libre con familia y amigos es uno de nuestros planes preferidos. Y muchos más cuando lo hacemos degustando productos de marca España y de gran calidad; cuidados y elaborados con mimo, como lo hacemos en El Navazo

Además sabemos: “Cuarenta sabores tiene el cerdo y –transformados con esmero- todos son buenos”.

Dada la importancia del jamón de cerdo en la dieta internacional, varios colectivos de fabricantes de este producto porcino decidieron, hace ya unos cuantos años, crear Denominaciones de Origen (D.O.) para marcar unas características de calidad concretas. Además, por aquel entonces el mercado ya se empezaba a llenar de productores masivos y las marcas con renombre querían contar con una etiqueta concreta que los diferenciara del resto. 

En ese panorama del sector porcino, allá por el año 1984, se creó la D.O. Guijuelo

Sin duda, una de las más reconocidas dentro del sector porcino.

Esta Denominación se origina en el mismo pueblo con ese nombre; Guijuelo y los cerdos proceden de diversas partes de España: Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Además, en esta D.O. se aglutinan más de 75 municipios de la provincia de Salamanca; como es el caso de Ledrada, Miranda del Castañar, Béjar, Sotoserrano, Frades de la Sierra o Tamames. 

Para reconocer su importancia – sin dejar de lado el peso de muchas otras características- desde El Matadero Frigorífico El Navazo queremos recordar que el 60% de la producción de jamones ibéricos en España pertenecen a esta D.O., donde, además de la tradición; el microclima de la zona también ha influido en su éxito. 

En esta parte de la geografía salmantina hay un clima excepcional y único para la curación de los jamones. Es evidente que este es uno de los muchos secretos de la exquisitez de estos productos porcinos. El jamón requiere menos sal gracias a las temperaturas frías y secas de los largos inviernos, sin dejar de señalar que el viento de la montaña también juega un papel fundamental. Además, permanecen más tiempos expuestos al secado que los de otras Denominaciones. El excelente resultado es un producto más dulce y sabroso que lo diferencia del resto.

Por otro lado, las altas temperaturas de los veranos hacen que estas piezas porcinas consigan una mayor infiltración de grasa en su carne originando un veteado propio de la D.O. de Guijuelo. 

Otra de las características de estos jamones y paletas protegidas es que -como hacemos en el Matadero Frigorífico El Navazo– se les coloca un precinto numerado en el que se destaca el nombre y el logotipo propio de la Denominación y cuyos colores se corresponden, en cada categoría del producto, con los de la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos. Recordamos:

·       Negro. Jamón o paleta Bellota 100 % Ibérico.

·       Rojo. Jamón o paleta Bellota 75 % Ibérico.

·       Verde. Jamón o paleta Cebo de Campo Ibérico.

Una vez finalizado el proceso de elaboración, se certifica el correspondiente producto procediendo a la colocación de la vitola numerada de la DOP GUIJUELO donde figura – además de su Marca y el símbolo de la UE – el tipo de producto, la raza y la clase a la que pertenece según la alimentación recibida. 

En cuanto a la normativa por la que se rigen Todas las D.O -tanto de cerdo ibérico como blanco- señalar que se ampara en el reglamento europeo nº 510/2006 de la Unión Europea (UE), y… D.O.P. Guijuelo garantiza el origen y la calidad de sus piezas mediante el cumplimiento de estas normas y de unas cuantas condiciones primordiales como la visita a los animales en las dehesas, la recogida de muestras, la inspección de control en todas las fases de producción y la elaboración de amplias auditorías. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo sabemos que el gran esfuerzo diario en la práctica de nuestro trabajo y el cumplimiento de todas estas medidas colaboran a ratificar la calidad excepcional de los jamones de nuestros clientes. 
No lo dudes; D.O.P. Guijuelo es tu marca de jamón ideal. Probarlo es comprobarlo.

Hoy queremos resaltar la exquisitez de un producto que proviene del cerdo ibérico y que juega un papel fundamental en muchos de los menús gastronómicos mundiales: el lomo ibérico. 

Empezamos explicando que esta exquisita pieza porcina se extrae de la parte superior del cerdo ibérico. Es la parte más cercana al espinazo del animal. 

Pero quizás has oído hablar del cabecero de lomo. Pues bien, hoy desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos explicarte cual es la diferencia fundamental que radica en la parte del cerdo de la que provienen.

Mientras el lomo es la zona del espinazo del cerdo ibérico; el cabecero se saca de la zona del cuello. Por este motivo, la primera pieza es de mayor calidad y no contiene apenas grasa. La segunda pieza resulta de la unión de la carne de lomo con la presa ibérica. Eso sí, constituye también un auténtico manjar. 

Además, al probar ambos productos ibéricos se aprecia una diferencia notable en su textura. El lomo al contener menos grasa resulta más suave y más tierno. La carne del cabecero, más vetada es algo más dura. 

Otra diferencia notable radica en el peso de los dos productos ibéricos. Los lomos son más grandes que los cabeceros llegando a rondar los 2 kilogramos, mientras que los cabeceros no suelen pesar ni 1 kilogramo. 

El lomo del cerdo ibérico se considera una de las carnes nobles de este animal que ha sido criado en dehesas a base de bellotas y pastos naturales. El proceso de su curación es de cuatro meses en los que su sabor y su aroma se potencia a gran velocidad. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo trabajamos para que este, al igual que los otros productos del cerdo ibérico, se convierta en un auténtico manjar en la alimentación de los consumidores.

Nuestros clientes pueden degustar esta parte noble del cerdo ibérico en varias versiones. Desde un lomo de bellota embuchado en tripa natural y elaborado con ingredientes de alta calidad para proceder a ser curado hasta un guiso o asado de lomo fresco. 

Cualquiera que sea su presentación conlleva los matices de un producto porcino excelente, digno de los momentos cotidianos como de las celebraciones más importantes. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo te aseguramos que nuestro lomo ibérico, es un manjar absoluto con una jugosidad incomparable que puede hacer de tu comida un momento inolvidable. 

Diariamente trabajamos por ti y para ti.

¿Quién no se ha preguntado alguna vez cuál es el color idóneo de una buena carne de cerdo? ó ¿Por qué algunas piezas del cerdo son más rojas que otras? 
La respuesta a la segunda pregunta te la contamos ya mismo: por la mayor o menor cantidad de mioglobina en los músculos del animal porcino en concreto.  

En cuanto a la primera respuesta, vamos a recordar antes de seguir con la explicación, que la carne de cerdo se considera roja y blanca. Sí, choca; pero así es. Ya te lo habíamos contado en otro blog. Su clasificación cambia según la edad del porcino, la cantidad de ejercicio que haya hecho el animal y la pieza que vayamos a degustar: por ejemplo si nos referimos al solomillo ibérico hablamos de una carne roja,  pero si se trata de un lomo es carne blanca. 

Pero, independientemente de la pieza de cerdo ibérico de la que estemos hablando, hoy desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos informarte sobre la mioglobina, la proteína culpable de proporcionarle a la carne del animal un mayor o menor tono rojizo. 

De manera equivocada, y quizás por la semejanza del color, podemos pensar y asociar que esta proteína circula por la sangre; pero no es así: simplemente se fija en las células del tejido originando ese color púrpura que conocemos. Posteriormente, cuando la proteina en cuestión se mezcla con el oxígeno, se convierte en oxiomoglobina y dará lugar a una carne de color mucho más brillante. El resto de intensidad rojiza se la proporciona la hemoglobina, que se encuentra, principalmente -ahora sí- en la sangre que circula por todo el cuerpo del cerdo, aunque después del sacrificio podemos también encontrarla en pequeñas cantidades por algunos tejidos. 

Por lo tanto, desde el Matadero Frigorífico El Navazo te contamos que podrás distinguir el color de la carne de un cerdo ibérico más viejo porque tendrá un color rojo-rosa más oscuro, debido a que la mioglobina aumenta con la edad del animal. Además, unos músculos que se hayan ejercitado más, también serán siempre más oscuros; lo que explica que dentro del cerdo puede haber variación en el color de sus músculos. Por ello, la carne del cerdo ibérico siempre tendrá una tonalidad de rojo suave brillante cuando esté más fresca.  

Ahora bien…¿Cuál es la causa del color grisáceo en la carne de cerdo curada?

Debes tener claro que la exposición de la carne a la luz y al oxígeno causa oxidación lo que supone el rompimiento de los pigmentos formados durante el proceso de curación: estos factores externos contribuyen a este rompimiento químico y al deterioro microbiológico del producto. El curado como el nitrito (que aparece por oxidación biológica), cambia químicamente el color del músculo. Por ello, la carne cruda del cerdo ibérico es menos rosa pálido que la carne del animal cocida y curada. 

Además, también es interesante que sepas que el color de la carne de cerdo también varía si está envasada al vacío. Eso sí: cuando la carne está protegida con los empaques de plástico que permiten el paso del oxígeno ayuda a que los cortes de la carne retengan más su color brillante inicial. 

Así que ya tienes una clave más para elegir una buena carne de cerdo ibérico: debe tener un color rosado o rojo pálido, según la parte que sea.

En el Matadero Frigorífico El Navazo queremos que distingas a la perfección una carne porcina de calidad. 

Para nosotros la calidad de nuestros productos es una obligación.

color de la carne de cerdo también varía si está envasada al vacío. Eso sí: cuando la carne está protegida con los empaques de plástico que permiten el paso del oxígeno ayuda a que los cortes de la carne retengan más su color brillante inicial. 

Así que ya tienes una clave más para elegir una buena carne de cerdo ibérico: debe tener un color rosado o rojo pálido, según la parte que sea.

En el Matadero Frigorífico El Navazo queremos que distingas a la perfección una carne porcina de calidad. 

Para nosotros la calidad de nuestros productos es una obligación.

¿Sabías que según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el porcentaje más alto de publicidad de alimentos y bebidas dirigida a los niños son productos ricos en grasas, azúcar y sal?

Es curioso observar como hay muy pocos alimentos saludables que se anuncien para los más pequeños de la casa. Productos sanos como las legumbres, las verduras, las frutas o los pescados y la carne, como la de cerdo, brillan por su ausencia en el marketing sobre alimentación infantil.

Los datos de sobrepeso y obesidad en España son espeluznantes: el 40% de los niñas y niños entre 6 y 9 años tienen esta condición en nuestro país (datos estudio ALADINO 2019). Para poner freno a este mal que acecha a nuestros pequeños, la OMS recomienda prohibir el marketing de alimentos no saludables para niños.

En España hemos avanzado en esta dirección, puesto que, recientemente, el Gobierno ha anunciado dos medidas para frenar esta tasa tan negativa en nuestra población infantil; y una de ellas, precisamente, está dirigida a prohibir la publicidad de alimentos no saludables dirigida a niños menores de 15 años. Sin duda, un disparo certero al corazón de la plaga de anuncios que acecha a la salud de nuestros hijos. 

En este aspecto, queremos decir que en el Matadero Frigorífico El Navazo apostamos por el bienestar de nuestros niños y por ello, aconsejamos incluir la carne de cerdo (en las proporciones adecuadas según la edad) en la alimentación infantil.  

La carne porcina y, fundamentalmente la de cerdo ibérico, es perfecta para la alimentación de los niños. Posee un gran contenido energético equilibrado, además de unas cuantas vitaminas y minerales, necesarios y fundamentales para un crecimiento sano.

Por eso, desde el Matadero Frigorífico El Navazo recomendamos el consumo de bocadillos de derivados del cerdo como el jamón serrano, el jamón cocido o el lomo embuchado para las meriendas y “ten-ten pie” de nuestros niños en los recreos y sustituyendo así, productos poco saludables como la bollería industrial que contiene un alto contenido en grasa, azúcar y calorías. 

Estamos convencidos que encontrar la mejor solución para elaborar una alimentación sana de nuestros hijos es trabajo de todos, y por ello, nos atrevemos a lazar estas recomendaciones de consumo de productos porcinos ibéricos.  

En El Matadero Frigorífico El Navazo nos importa mucho el bienestar de los más pequeños y…también, el de los no tan pequeños.

Una vez más nos centramos en el producto ibérico por excelencia en nuestro país e incluso fuera de nuestras fronteras. 

Hoy, desde el Matadero Frigorífico el Navazo queremos hablarte de la morfología de esta exquisita pieza del cerdo ibérico. Es muy importante conocer bien las partes del jamón para cortarlo adecuadamente y disfrutar al máximo de su sabor. Dependiendo de la parte de corte de este producto ibérico puede variar la infiltración de grasa, la salinidad o la fibrosidad de la carne. De este modo, hay partes que son más adecuadas para consumir en lonchas y otras, que es más recomendable comerlas en taquitos o cocinadas; en croquetas o en una buena guarnición. Eso sí, siempre apreciarás más las cualidades organolépticas del jamón ibérico si lo consumes recién cortado. 

Para ayudarte a que disfrutes de este manjar español vamos hablar de sus diferentes partes:

La Punta es el extremo opuesto a la pezuña de la pata de jamón ibérico. Es muy sabrosa y contiene una gran cantidad de grasa. También, es la zona de los jamosnes dónde se concentra más la sal, porque éstos se cuelgan justo por el otro lado y los fluidos grasos se concentran en este extremo por la gravedad. Es interesante que el corte de las lonchas lo hagas más pequeño para saborear mejor su intensidad.

La Maza es donde se encuentra la mayor cantidad de carne y el lugar por el que normalmente empezamos a partir la pata de jamón. También, en la maza del jamón ibérico es donde se encuentra la mayor infiltración de grasa en la carne. Las lonchas pueden ser de diferente tipo según las cortes, si lo haces por la zona central o por los laterales y la punta. Otra característica de esta parte del jamón es que su carne tiene un toque dulce. 

La Contramaza  es la parte más curada del jamón por su estrechez, y por eso tiene muy poco contenido graso. Una vez que hayas consumido la maza es por dónde debes continuar el corte del jamón.  

La Babilla está situada por debajo de la maza, justo entre los huesos fémur y coxal. Sin duda, es la zona menos jugosa de la pieza ibérica. Si vas a consumir el jamón rápidamente, desde el Matadero Frigorífico El Navazo te recomendamos comenzarlo por la babilla para que no se pierdan el sabor y los aromas de la maza. Además, te aconsejamos sacar lonchas que incluyan grasa exterior –nunca de color amarillo que saben a rancio-, para que sean más jugosas. Es la parte más difícil de cortar y el aspecto de su carne no suele ser tan bonito como las de la maza. 

El Jarrete proporciona una carne de jamón fibrosa pero fácil de masticar. Es una parte aceitosa. Debido a su dureza se puede consumir en lonchas o en taquitos, pero esto no implica, en absoluto, que su sabor no sea exquisito. 

La Caña es la parte que se encuentra ubicada justo antes de la pezuña. Una mayor estrechez de la caña indicará pureza en la reza del cerdo, así como una seña de calidad. En esta zona, la carne es más dura y fibrosa que en el jarrete. Igualmente suele ser la parte más aceitosa. Por este motivo, su carne puedes usarla en forma de tacos para añadir en estupendos guisos.

La Pezuña, en un extremo del jamón, se suele usar para caldos porque aporta mucho sabor. 

Por lo tanto, cuando te sitúes delante de un jamón ibérico, te encontrarás ante una pieza que contiene una gran variabilidad de matices, aromas y sabores. Si eres amante del jamón ibérico, como si lo eres menos, desde el Matadero Frigorífico El Navazo, expertos en este manjar, esperamos haber acertado con nuestros consejos para que puedas sacar mejor partido a nuestra estrella gastronómica nacional: el jamón ibérico. 

Uno de nuestros objetivos es tu bienestar…y el «gastronómico» es fundamental.

Durante los últimos años ha crecido el interés por la salud y ello ha llevado a que las industrias cárnicas hayamos incrementado nuestro esfuerzo entorno a las estrategias tecnológicas para aumentar la calidad nutricional de nuestros productos y elaborar alimentos funcionales con propiedades saludables. En el Matadero Frigorífico El Navazo utilizamos la innovación para potenciar los aspectos saludables de los productos del cerdo.

Aunque los objetivos perseguidos son varios: por ejemplo, eliminar sales nitrificantes ó el sodio; la mejora constante de la cantidad y calidad de las grasas de la carne porcina ha sido sin duda uno de nuestros puntos en la meta final. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta que esta mejora nunca altere las propiedades sensoriales originales y tradicionales de nuestros productos ni los riesgos en seguridad alimentaria. La investigación alimentaria que se realiza continuamente estudia los diferentes ingredientes y técnicas para optimizar las características saludables de la carne porcina tanto a nivel nutricional como sensorial y funcional. 

Es curioso destacar como hace algún tiempo el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Biotecnología de la Universidad de Konkuk (Corea) a través de un exhaustivo estudio descubrió que la adición de polvo procedente del rizona de la planta de Loto (Nelumbo nucifera), como fibra alimentaria antioxidante se podía utilizar como ingrediente natural para la elaboración de algún producto cárnico funcional, manteniendo las propiedades organolépticas propias de estos alimentos. Como ejemplo se tomaron unas salchichas cocinadas y se comprobó que esta carne porcina había perdido contenido en grasa pero seguía manteniendo un espectacular sabor. 

Como dato interesante es importante saber que el rizoma (tallo subterráneo con varias yemas) de esta planta contiene varios compuestos biológicamente activos, como los compuestos polifenólicos (kaempferol, quercetina e isoquercetina) y las procianidinas, que impiden la pérdida de nutrientes e inhiben la oxidación de lípidos y proteínas.

Por lo tanto, sabemos que actualmente, ha crecido muchísimo la utilización de ingredientes naturales: fibras, aceites vegetales o proteínas, como agentes biológicos funcionales que permiten al consumidor alimentarse con productos que aporten beneficios adicionales para su salud. La dieta ha cambiado considerablemente en los últimos años y por ello, en el mercado cárnico internacional y nacional disponemos de algunos derivados cárnicos con reclamo de alimentos funcionales óptimos para la salud. 

En España en las últimas décadas se ha incrementado mucho el consumo de productos del cerdo y sus derivados. En este contexto ha sido muy importante el desarrollo de estos productos funcionales así como la comprobación de los efectos positivos derivados de su consumo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo queremos satisfacer a todo tipo de consumidores y adaptarnos a sus gustos y en nuestro trabajo diario plasmamos la idea de que la forma de alimentarnos y la dieta, tienen un papel fundamental en el mantenimiento de nuestra buena salud y la prevención de enfermedades. 

Siempre: nuestro cliente es nuestra razón de ser. 

Hoy recordamos que en el Matadero Frigorífico el Navazo disponemos de la planta de sacrificio, y de despiece más moderna y eficiente de España. Nuestras instalaciones están dotadas con la más alta tecnología al servicio del proceso, la trazabilidad y la seguridad alimentaria. Además, contamos con una flota de vehículos refrigerados y homologados para asegurar el transporte puntal con las máximas garantías.

Sin duda, todos y cada uno de los miembros de esta empresa trabajamos, diariamente, para obtener una calidad total y una excelencia empresarial; no sólo por ofrecer unas características óptimas en los productos del cerdo -que obviamente también- sino, además, para desarrollar sistemas de gestión de esa calidad, buscando una mejora continua de todos los procesos que llevamos a cabo en cualquiera de las áreas del matadero. La excelencia exige nuevos conocimientos y habilidades y en El Navazo somos muy conscientes de ello. Tanto es así que, constantemente, luchamos por conseguir una suma sobresaliente de todas nuestras actuaciones:

-Diariamente, enfocamos nuestra labor a la excelencia de nuestro trabajo y a la satisfacción del cliente y entregamos valor a la cadena de proceso y suministro del producto del cerdo.

-Usamos adecuadamente todos los recursos y protegemos el medio ambiente procurando el menor impacto en el ecosistema.

-Controlamos todos y cada uno de los procesos de nuestra labor ofreciendo un ambiente seguro a nuestros trabajadores. Los espacios de trabajo son una parte clave de nuestra cultura empresarial.

-Estudiamos mejoras y soluciones creativas a los problemas. La innovación forma parte de nuestro ADN.

Todas y cada una de las zonas de nuestras instalaciones han recibido y están sufriendo constantes innovaciones. En el Matadero Frigorífico El Navazo estamos dispuestos a cambiar y mejorar continuamente para adaptarnos a las exigencias del cliente y del mercado nacional e internacional. Por ello, hemos y estamos llevando a cabo una digitalización e implantación de sistemas de trazabilidad de nuestros productos porcinos, así como la incorporación de sistemas de intercambio electrónico de datos para la gestión de pedidos, albaranes y facturas. En la empresa abogamos por un proceso de transformación constante y para ello contamos con un gran respaldo de certificaciones y homologaciones (como reflejamos en nuestra web) que nos permiten ser más competitivos. Organismos cualificados avalan los procesos y la calidad de nuestros productos del cerdo.

En el Matadero Frigorífico El Navazo, practicamos, constantemente, actualizaciones en los procesos de calidad de nuestro trabajo con el objetivo de mejorar en nuestros estándares.

La búsqueda continua de innovación y conocimientos son claves en nuestra próspera y creciente empresa y la EXCELENCIA es nuestro máximo objetivo.

Todos y cada uno de los días del año debemos procurar que nuestra gente mayor lleve una alimentación variada y apetecible, con alimentos que puedan masticar fácilmente y de gran valor nutricional. Pero es evidente que, en estos momentos de pandemia del Covid_19, en los que las personas mayores son más vulnerables al contagio, su alimentación recobra todavía mucha más importancia. Para ello, se recomienda consumir entre 4 o 5 raciones de carne magra a la semana de origen animal, como, por ejemplo, el lomo o el solomillo de cerdo. Este alimento es de gran calidad nutricional para incluir 2 ó 3 veces por semana en el contexto de una dieta variada y equilibrada para las personas de más edad. Además, su gran versatilidad gastronómica, permite multitud de cocinados sencillos, de fácil masticación y digestión, lo que implica que es una carne adaptada a todas las edades y a todos los gustos, aunque es evidente que se debe respetar las cantidades recomendadas para el resto de alimentos, las cuales se pueden consultar de forma visual y sencilla en la Pirámide de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos recordar que el impacto de la malnutrición en este grupo de población supone, tanto si se trata de personas sanas como si tienen patologías establecidas, un riesgo mayor de contraer enfermedades, así como la aparición de deterioro cognitivo, anemias, una aceleración de las enfermedades degenerativas…etc. De hecho, en las personas mayores la alimentación cumple una función preventiva muy importante.

También es interesante destacar que, el proceso de envejecimiento de las personas afecta a la función digestiva, reduciendo la absorción intestinal de los nutrientes y pudiendo, así, ocasionar en los ancianos mayores cuadros de desnutrición, aun cuando éstos requieran una menor cantidad de energía y, como consecuencia, necesiten comer menos y más sano. Por ello, en El Matadero Frigorífico El Navazo nos preocupamos porque nuestros y vuestros mayores consuman un alimento porcino propio para su alimentación saludable y trabajamos todos los días para que nuestros productos del cerdo tengan la mayor calidad.

La carne de cerdo es una fuente importante de proteínas de alto valor biológico. Contiene aminoácidos esenciales y totalmente necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Del mismo modo contiene minerales como hierro, selenio y zinc y vitaminas del grupo B, especialmente la B12, todo ello beneficioso para la alimentación de las personas mayores.

Finalmente, no debemos olvidar una última recomendación de los expertos en nutrición: una alimentación equilibrada y saludable, en la que efectivamente tienen cabida los productos del cerdo, debe acompañarse con la práctica diaria de ejercicio, de tal manera que la energía (calorías) ingerida se equilibre con la actividad diaria.

En El Matadero Frigorífico El Navazo apostamos por un producto excelente incorporado a la buena alimentación de todos nosotros: desde los más pequeños a nuestros mayores.