Desde que los cerdos llegan a nuestras instalaciones cumplen con una serie de requisitos obligatorios para ser transformados y poder comercializar con seguridad sus productos alimenticios. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo cumplimos con todos las normas y exigencias sanitarias para garantizar, como especialistas en productos ibéricos, que éstos sean inocuos y totalmente seguros. Apostamos cien por cien por la SEGURIDAD ALIMENTARIA. Por ello, contamos con la Certificación en Normas ISO (Organización Internacional de Normalización) exigida por la Unión Europea. 

Nuestros profesionales trabajan, a diario, con un sistema de trazabilidad innovador para llevar a cabo una exhaustiva identificación de los lotes porcinos y controlar toda la información asociada que garantiza la seguridad alimentaria de todos nuestros productos ibéricos. Nuestros jamones y carnes del cerdo visten etiquetas de excelencia. Es importante destacar que contamos con medidas correctoras posteriores que nos permitan identificar cualquier producto, en cualquiera de las etapas de producción, transformación y distribución de forma prácticamente inmediata. Cada lote de cerdos y cada canal se identifica de manera individual. Además, disponemos de un equipo de veterinarios que verifican el cumplimiento de todas las obligaciones higiénicas que requiere el reglamento en relación a los animales como por ejemplo: 

Su bienestar, la idoneidad de las instalaciones de sacrificio y faenado, la higiene del personal, el sangrado, la supervisión de SANDACH (subproductos no destinados al consumo humano), el marcado y el etiquetado sanitario y el almacenamiento y la expedición de los productos del cerdo ibérico. 

Pero no sólo hacemos hincapié en la situación de los animales; en el Matadero Frigorífico El Navazo, también controlamos al máximo la higiene en la producción. Nuestros trabajadores respetan y aplican todas las prácticas de higiene necesarias, afianzadas, aún más si cabe, en esta época Covid

La limpieza y desinfección es constante para asegurarnos buenas prácticas de elaboración y manipulación. Además, asiduamente llevamos a cabo otras prácticas específicas, como el control de residuos químicos. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo estamos convencidos de que la buena formación de nuestros trabajadores y las apropiadas condiciones de equipos e instalaciones también influyen en una completa seguridad alimentaria. Por ello, apostamos con firmeza por estas prácticas. 

Todos y cada uno de los días de nuestro trabajo pensamos en nuestros clientes y los consumidores: arbitramos medidas y protocolos de seguridad que garantizan, en nuestros productos del cerdo ibérico conlleven una perfecta combinación de alimentos seguros y exquisitos.