La pandemia declarada del Covid-19 está afectando al ritmo de vida de nuestros trabajadores, que se esfuerzan a diario para mantener la actividad de nuestra empresa que ha visto incrementado, durante los últimos días, su volumen de trabajo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo hemos tenido que adaptarnos con inmediatez a esta grave situación de crisis sanitaria y social, adoptando medidas extraordinarias para conseguir evitar el tremendo impacto del coronavirus

Somos conscientes de que todo lo que está aconteciendo puede generar inquietud, por eso queremos hablarte de las medidas exhaustivas que hemos tomado para preservar la salud de nuestros profesionales y para garantizar la continuidad de nuestra actividad, asegurando así, el suministro de alimentos porcinos a la sociedad.

Para ello hemos definido protocolos de actuación frente a  la situación actual e incluso, ante posibles escenarios futuros. Eso sí; en todo momento, siguiendo las directrices marcadas por las autoridades competentes. 

Pero, antes de hablar de las medidas de precaución que hemos adoptado en El Matadero Frigorífico El Navazo, queremos destacar el tesón diario de todo nuestro personal ( desde los trabajadores de los departamentos de administración, pasando por todas las áreas del matadero ….hasta los transportistas). Porque todos y cada uno de ellos están sobrellevando esta situación excepcional y compleja de forma ejemplar, como verdaderos héroes profesionales, realizando todos los días un esfuerzo enorme, tanto dentro como fuera de nuestras instalaciones, en el que prima la responsabilidad de proteger y mantener seguras a sus familias cuando llegan a casa. 

Todos los trabajadores de El Matadero Frigorífico El Navazo somos conscientes de que las precauciones externas son fundamentales para mantener el correcto funcionamiento del matadero… y la actuación de nuestros trabajadores está siendo sublime. Todas nuestras actividades continúan sin afectación gracias a su gran esfuerzo. 

Porque nos preocupan nuestros trabajadores y sus familias, en El Matadero Frigorífico El Navazo hemos extremado las medidas restrictivas de acceso a nuestras instalaciones. Éste solo se permite por decisión de Gerencia y siempre que exista una causa de fuerza mayor. El visitante, siguiendo un estricto protocolo, se hará un correcto lavado de manos, se pondrá una mascarilla y cumplimentará un cuestionario sanitario. Por supuesto, estos encuentros siempre se llevarán a cabo con un metro de distancia entre visitante y trabajador. Además, hemos enviado emails a todos nuestros clientes y a DO comunicándoles esta medida de acceso restringido. 

El control de entrada se realiza desde ventanillas especiales y nuestro personal siempre lleva mascarilla y guantes; por supuesto el uso de solución hidroalcohólica desinfectante es continuo.

Los transportistas, que llevan a cabo una importantísima labor en nuestra cadena de trabajo, depositan sus albaranes firmados en un atril dispuesto exclusivamente para ello en la puerta del matadero. Estos profesionales, a los que se les ha entregado mascarilla y guantes, han aceptado, perfectamente, esta medida de prevención tan importante y por ello, asumen que, actualmente, tienen prohibido el acceso al interior de nuestras instalaciones.

Todos los trabajadores de El Matadero Frigorífico El Navazo están informados de los pasos a seguir según el protocolo de medias de prevención extraordinarias que estamos llevando a cabo. Se han colocado carteles informativos en las entradas del personal para notificar los síntomas compatibles con el Covid-19, porque, por supuesto, está prohibido acudir al puesto de trabajo si se padeciera alguno de ellos o, si se hubiera tenido relación con alguna persona contagiada.

La colocación de mamparas y una distancia de casi 2 metros entre los trabajadores, también nos ayudan a conseguir jornadas más seguras frente al coronavirus. 

Todo el personal, en el matadero, desde los equipos de limpieza hasta la zona de sacrificio, despiece, envasado y procesado… llevan la indumentaria precisa, incluyendo equipos Epis, con gafas en aquellas actividades en las que la exposición al contacto es más fácil que se produzca.

Las paradas se hacen de manera programada para que no se formen grupos de más de 2/4 personas en el mismo espacio. Contamos con cuatro comedores y diferentes zonas de descanso para llevar a cabo una reducción drástica de los contactos, algo que el personal recuerda porque lo lee en la cartelería adicional que se ha colocado en las entradas de los vestuarios. 

No queremos dejar de poner el foco en la importancia que tiene el personal de limpieza. Cabe recordar que una alta tasa de contagio del Covid-19 es a través de gotículas respiratorias, y el gran equipo de profesionales con el que contamos en El Matadero Frigorífico El Navazo ayudan a impedir, con la desinfección constante de nuestros espacios, que esto suceda.

Estamos orgullosos de contar con una plantilla muy responsable y comprometida con su trabajo, y con esta causa que nos implica a todos. La premura de la situación del COVID-19 les ha obligado, en muchos casos a cambiar su forma de trabajo. Es un orgullo contar con personal de diferentes departamentos realizando teletrabajo sin tener ningún problema, como ocurre en RRHH o en Calidad, o combinando ambos, como es el caso de Dirección, Trazabilidad, Salazón y Gestión. Siempre intentado encontrar el equilibrio para poder asegurar la corrección de nuestro oficio y la seguridad de nuestros trabajadores y sus familias. 

Todo el equipo de El Matadero Frigorífico El Navazo sigue velando porque nuestro servicio no se vea afectado por esta eventualidad tan grave y que el éxito y la calidad que nos caracteriza siga formando parte de nuestro ADN. A fin de cuentas, vuestra seguridad es nuestra responsabilidad. 

Entre todos, a diario, imponemos esfuerzo y resistencia para seguir al pie de esta batalla que, seguro, vamos a ganar.