En El Matadero Frigorífico El Navazo creemos firmemente que un buen sistema de la trazabilidad conlleva utilizad tanto para el cliente como para la empresa.

Controlar todos los aspectos de la carne de cerdo, a lo largo de la cadena de producción es uno de nuestros principales objetivos diarios. Gracias a nuestras avanzadas tecnologías y a la buena labor de nuestros profesionales, tenemos la capacidad absoluta de realizar un seguimiento exhaustivo del producto, desde que los cerdos llegan a nuestras instalaciones hasta que el cliente recibe su pedido.

Nos gusta ser fieles a nuestros clientes y por ello, nuestro trabajo está realizado de manera correcta y segura siguiendo todos los pasos que nos indica la ley que regula la trazabilidad a rajatabla: Reglamento nº 178/2002 del Consejo y del Parlamento Europeo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo creemos que un sistema de trazabilidad bien aplicado al final, proporciona a nuestros clientes toda la información sobre la carne porcina que están adquiriendo, además de transmitirles una seguridad alimentaria porque saben que la manipulación de la carne de cerdo ha sido correcta en todas las partes de la cadena de producción.

Estar en posesión de la Norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria también no da más credibilidad en este aspecto tan importante en el mundo de la producción alimentaria.

La trazabilidad alimentaria, además, nos aporta la capacidad de encontrar y seguir el rastro de un producto. Así, un buen sistema de trazabilidad nos permite tirar del hilo para encontrar el origen de cualquier problema de seguridad alimentaria. Es como «nuestro detective» para poder llevar a cabo una «reconstrucción de los hechos».

En El Matadero Frigorífico El Navazo llevamos a cabo un exquisito control de los datos obligatorios en la etiqueta del producto cárnico; nuestro sistema de trazabilidad relaciona con entradas y salidas el producto porcino.

El objetivo de este sistema es garantizar que la carne se mantenga en buenas condiciones higiénicas a lo largo de estos pasos y, por supuesto, dar la máxima información para generar la máxima confianza en nuestro clientes.