A la hora de comprar un jamón ibérico debemos tener claro qué necesitamos mirar para acertar con la pieza idónea. Es importante conocer las características de lo que realmente estamos buscando y así, no equivocarnos en una adquisición de la pieza porcina ibérica perfecta. 

En el Matadero Frigorífico El Navazo te vamos a dar una serie de claves para que sepas qué y dónde mirar la información más importante de un jamón o paleta de cerdo ibérico. 

Desde el año 2014 existe una normativa para mejorar y facilitar al consumir datos específicos de cada jamón ibérico, lo que supuso una ventaja para el consumidor a la hora de saber elegir la pieza ibérica deseada al mejor precio posible

Para ello, tenemos que fijarnos por un lado, en las bridas y por otro, en las etiquetas de los jamones y paletas. Aunque el código de colores de la brida nos ayuda a clasificar el tipo de jamón ibérico rápidamente, una etiqueta siempre nos va a ayudar gracias a todos los detalles que se muestran en ella. 

La brida es una etiqueta de plástico que llevan, de manera obligatoria, todas las paletas y los jamones ibéricos, debajo de la pezuña, para ser identificados y clasificados correctamente:

BRIDA NEGRA: Cuando un jamón tiene una brida negra, esto quiere decir que estamos ante los jamones ibéricos de más calidad porque son jamones 100% ibéricos de bellota.

BRIDA ROJA: Cuando un jamón ibérico tenga una brida roja quiere decir que es un jamón ibérico de bellota, aunque no sabemos si es al 75% o al 50%. Para ello, podemos consultar la etiqueta, donde seguramente sí que viene identificado.

BRIDA VERDE. Una brida verde significa que estamos ante un jamón ibérico de cebo de campo que puede tener diferentes porcentajes de ibérico. Para identificarlo, deberemos hacer lo mismo que en el caso anterior, mirar la etiqueta.

BRIDA BLANCA: La brida blanca identifica a los jamones ibéricos de cebo.

La etiqueta de un jamón ibérico es diferente a la brida y también nos aporta información muy importante al consumidor. En ella aparece toda la información complementaria y necesaria: porcentaje de ibérico, si es DOP, los certificados de calidad, ingredientes, etc.

Identificar la etiqueta es muy fácil; se trata de una vitola que se sitúa encima del jamón o de la paleta ibérica.

En el Matadero Frigorífico El Navazo nos gusta poner las etiquetas bien identificadas y de manera minuciosa, en todos nuestros productos registrando el porcentaje de ibérico así como el registro sanitario. Una etiqueta bien configurada y con la información adecuada, siempre garantiza la mejor calidad y nos aleja de cualquier problema indeseado.

Ya sabes: A la hora de comprar un jamón ibérico, es muy importante que estés bien informado y desde El Matadero Frigorífico El Navazo estamos encantados de haberte ayudado.