Durante los últimos años ha crecido el interés por la salud y ello ha llevado a que las industrias cárnicas hayamos incrementado nuestro esfuerzo entorno a las estrategias tecnológicas para aumentar la calidad nutricional de nuestros productos y elaborar alimentos funcionales con propiedades saludables. En el Matadero Frigorífico El Navazo utilizamos la innovación para potenciar los aspectos saludables de los productos del cerdo.

Aunque los objetivos perseguidos son varios: por ejemplo, eliminar sales nitrificantes ó el sodio; la mejora constante de la cantidad y calidad de las grasas de la carne porcina ha sido sin duda uno de nuestros puntos en la meta final. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta que esta mejora nunca altere las propiedades sensoriales originales y tradicionales de nuestros productos ni los riesgos en seguridad alimentaria. La investigación alimentaria que se realiza continuamente estudia los diferentes ingredientes y técnicas para optimizar las características saludables de la carne porcina tanto a nivel nutricional como sensorial y funcional. 

Es curioso destacar como hace algún tiempo el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Biotecnología de la Universidad de Konkuk (Corea) a través de un exhaustivo estudio descubrió que la adición de polvo procedente del rizona de la planta de Loto (Nelumbo nucifera), como fibra alimentaria antioxidante se podía utilizar como ingrediente natural para la elaboración de algún producto cárnico funcional, manteniendo las propiedades organolépticas propias de estos alimentos. Como ejemplo se tomaron unas salchichas cocinadas y se comprobó que esta carne porcina había perdido contenido en grasa pero seguía manteniendo un espectacular sabor. 

Como dato interesante es importante saber que el rizoma (tallo subterráneo con varias yemas) de esta planta contiene varios compuestos biológicamente activos, como los compuestos polifenólicos (kaempferol, quercetina e isoquercetina) y las procianidinas, que impiden la pérdida de nutrientes e inhiben la oxidación de lípidos y proteínas.

Por lo tanto, sabemos que actualmente, ha crecido muchísimo la utilización de ingredientes naturales: fibras, aceites vegetales o proteínas, como agentes biológicos funcionales que permiten al consumidor alimentarse con productos que aporten beneficios adicionales para su salud. La dieta ha cambiado considerablemente en los últimos años y por ello, en el mercado cárnico internacional y nacional disponemos de algunos derivados cárnicos con reclamo de alimentos funcionales óptimos para la salud. 

En España en las últimas décadas se ha incrementado mucho el consumo de productos del cerdo y sus derivados. En este contexto ha sido muy importante el desarrollo de estos productos funcionales así como la comprobación de los efectos positivos derivados de su consumo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo queremos satisfacer a todo tipo de consumidores y adaptarnos a sus gustos y en nuestro trabajo diario plasmamos la idea de que la forma de alimentarnos y la dieta, tienen un papel fundamental en el mantenimiento de nuestra buena salud y la prevención de enfermedades. 

Siempre: nuestro cliente es nuestra razón de ser.