Desde El Matadero Frigorífico El Navazo queremos hablarte de las diferentes etapas de crianza del cerdo ibérico, desde que nace hasta su sacrificio. Sabemos que la buena crianza de los puercos influye, directamente, en la calidad del producto final y por ello, una correcta atención en estas etapas de su vida es fundamental para conseguir la etiqueta excelente de los alimentos que proceden de ellos.

En la cría de un cerdo 100% ibérico destinado a la industria cárnica se diferencian 4 etapas:

1.- La primera fase es el nacimiento y cría. La duración de la misma es de aproximadamente 60 días y suele alcanzar un peso unos 23 kilos. Al cerdo recién nacido se le denomina lechón y seguirá recibiendo este nombre mientras esté tomando leche materna. 

2.- Una vez finalizado el destete, el puerco pasa a la fase de recría. El cerdo ibérico empieza a incorporar otros alimentos a su dieta y por ello, desarrollará su estructura muscular y ósea. El animal, en este momento, pasa de pesar alrededor de 23 kilos a 57,5 kilos, aproximadamente . Durante este periodo, se persigue el objetivo su adaptación a la dehesa. El porcino tiene entre 2 y 6/7 meses de edad y es el momento idóneo para ello. Dentro de la recría, al cerdo se le llama marrano hasta que alcance alrededor de 60 kilos de peso.

3.-  La etapa conocida como fase de cebo, es en la que el animal engordará más hasta alcanzar el peso óptimo para su sacrificio. Esta fase es primordial para clasificar el cerdo ibérico según su alimentación. En este periodo el animal pasa por dos estados:

a) uno en la que alcanza un peso de 50 kilos y el animal pasa a denominarse marrano.

b) y otro en la que el peso del cerdo se sitúa entre los 58-105 kilos que es cuando al cerdo se denomina primal. Esta es una etapa fundamental ya que será la antesala de la montanera. La edad de estos animales va desde los 7 a los 17-18 meses.

4) En la última etapa de cría, la montanera, los puercos pueden pesar desde 105 kilos hasta 180 kilos, peso que exige la Norma de Calidad de este sector para poder ser sacrificados (el Real Decreto 4/2014). Los animales alcanzan edades medias de unos 20 a 22 meses. Y esta es la fase en la que se determina en buena parte la calidad del producto, porque, por ejemplo, en función de la alimentación y la forma de cría del cerdo, el jamón tendrá distintas características y denominaciones. Como hemos comentado en otras entradas se distinguen diferentes categorías dependiendo de la raza y de la alimentación y el manejo del animal y se identifican cada una con un color.

En El Matadero Frigorífico El Navazo nos encargamos de que esa calidad del producto porcino sea excelente cien por cien, y te aseguramos que todos los días nos esmeramos para que así sea.