Cuando compras un jamón ibérico estás adquiriendo una auténtica joya, un auténtico manjar. Por ello, es necesario que lo mimes y lo cuides como tal, porque sería imperdonable que un jamón de esta categoría se echara a perder

Conservación del jamón ibérico

Cuando compras un jamón ibérico estás adquiriendo una auténtica joya, un auténtico manjar. Por ello, es necesario que lo mimes y lo cuides como tal, porque sería imperdonable que un jamón de esta categoría se echara a perder

Así que para ayudarte en su conservación, desde el Matadero Frigorífico El Navazo vamos a darte algunos consejos para mantener este producto de marca española en perfecto estado; tanto si ya los has empezado a degustar, como si todavía no lo has hecho. 

En primer lugar, lo más idóneo es recomendarte que compres el jamón lo más cercano posible al momento de la degustación porque, por ejemplo, en El Navazo mantenemos los jamones ibéricos en bodegas acondicionadas para que se curen y mantengan en las mejores condiciones de temperatura, humedad y exposición a la luz; quizás en tu casa sea más complicado.  

Pero existen varios trucos para que un jamón ibérico no pierda ninguna propiedad ( nutricional ni de sabor) cuando ya esté en tu hogar.  Si lo has comprado con antelación y todavía no tienes intención de catarlo, lo mejor es que lo guardes en un lugar fresco donde no haya mucha luz: probablemente tu despensa o incluso el trastero si lo tienes, será un lugar perfecto. Es menos recomendable dejarlo en la cocina, donde casi seguramente habrá más claridad. 

En cuanto hayas encontrado el sitio ideal para tu “preciado tesoro” de marca española será el momento de descubrirlo. Deberás quitarle la bolsa en la que suele venir envuelto para evitar un exceso de humedad y que le salga moho. Además, te aconsejamos colgarlo en vertical, desde la pezuña, para que se airee y de este modo, el proceso de secado siga de manera uniforme. Ahora, con paciencia, solo te falta contar los días para probarlo y… comenzar a disfrutar de él. 

Pero…una vez empezado, ¿Cómo debes cuidarlo?

Para empezar desde El Matadero Frigorífico El Navazo, al igual que te aconsejamos mantener el jamón ibérico cerrado en un lugar oscuro y fresco; una vez que lo hayas empezado te recomendamos lo mismo: tu despensa seguirá siendo un lugar perfecto para que se mantenga en condiciones óptimas una vez abierto. Además un buen jamón ibérico después de empezado siempre deberás mantenerlo colgado o, por supuesto si es posible, colocado en un buen jamonero.

Otro consejo muy útil es utilizar un trapo limpio, seco y que no suelte pelusas para taparlo, con el fin de que no sufra agresiones externas y coja un sabor rancio y desagradable. ¡Desperdiciar un ápice de este manjar sería un auténtico sacrilegio!

Como ya te hemos comentado en otras ocasiones, no es aconsejable protegerlo con aceite o con la propia tapa que hayas cortado. Recuerda que el jamón ibérico tiene grasa propia suficiente y su veteado consiguirá mantener su jugosidad. 

En cualquier caso, lo ideal es abrir un jamón ibérico y disfrutarlo introduciendo a menudo en tu dieta  un poquito de este producto español de que, en el caso de El Navazo, te aseguramos que se obtiene de los mejores cerdos ibéricos. 

Este aspecto, junto al excelente trabajo de nuestros profesionales, hace que nuestros jamones ibéricos sean un referente gastronómico absoluto en el mercado nacional e internacional.

¡Si has decidido probarlos, seguramente con estos consejos que te hemos dado podrás disfrutarlos mucho más! 

En El NAVAZO trabajamos siempre pensando en ti.

Así que para ayudarte en su conservación, desde el Matadero Frigorífico El Navazo vamos a darte algunos consejos para mantener este producto de marca española en perfecto estado; tanto si ya los has empezado a degustar, como si todavía no lo has hecho. 

En primer lugar, lo más idóneo es recomendarte que compres el jamón lo más cercano posible al momento de la degustación porque, por ejemplo, en El Navazo tenemos nuestros jamones ibéricos en bodegas acondicionadas para que se curen y mantengan en las mejores condiciones de temperatura, humedad y exposición a la luz; quizás en tu casa sea más complicado.  

Pero existen varios trucos para que un jamón ibérico no pierda ninguna propiedad ( nutricional ni de sabor) cuando ya esté en tu hogar.  Si lo has comprado con antelación y todavía no tienes intención de catarlo, lo mejor es que lo guardes en un lugar fresco donde no haya mucha luz: probablemente tu despensa o incluso el trastero si lo tienes, será un lugar perfecto. Es menos recomendable dejarlo en la cocina, donde casi seguramente habrá más claridad. 

En cuanto hayas encontrado el sitio ideal para tu “preciado tesoro” de marca española será el momento de descubrirlo. Deberás quitarle la bolsa en la que suele venir envuelto para evitar un exceso de humedad y que le salga moho. Además, te aconsejamos colgarlo en vertical, desde la pezuña, para que se airee y de este modo, el proceso de secado siga de manera uniforme. Ahora, con paciencia, solo te falta contar los días para probarlo y… comenzar a disfrutar de él. 

Pero…una vez empezado, ¿Cómo debes cuidarlo?

Para empezar desde El Matadero Frigorífico El Navazo, al igual que te aconsejamos mantener el jamón ibérico cerrado en un lugar oscuro y fresco; una vez que lo hayas empezado te recomendamos lo mismo: tu despensa seguirá siendo un lugar perfecto para que se mantenga en condiciones óptimas una vez abierto. Además un buen jamón ibérico después de empezado siempre deberás mantenerlo colgado o, por supuesto si es posible, colocado en un buen jamonero.

Otro consejo muy útil es utilizar un trapo limpio, seco y que no suelte pelusas para taparlo, con el fin de que no sufra agresiones externas y coja un sabor rancio y desagradable. ¡Desperdiciar un ápice de este manjar sería un auténtico sacrilegio!

Como ya te hemos comentado en otras ocasiones, no es aconsejable protegerlo con aceite o con la propia tapa que hayas cortado. Recuerda que el jamón ibérico tiene grasa propia suficiente y su veteado consiguirá mantener su jugosidad. 

En cualquier caso, lo ideal es abrir un jamón ibérico y disfrutarlo introduciendo a menudo en tu dieta  un poquito de este producto español de que, en el caso de El Navazo, te aseguramos que se obtiene de los mejores cerdos ibéricos. 

Este aspecto, junto al excelente trabajo de nuestros profesionales, hace que nuestros jamones ibéricos sean un referente gastronómico absoluto en el mercado nacional e internacional.

¡Si has decidido probarlos, seguramente con estos consejos que te hemos dado podrás disfrutarlos mucho más! 

En El NAVAZO trabajamos siempre pensando en ti.