En el Matadero Frigorífico El Navazo disponemos de las instalaciones más modernas y eficientes del mercado de la industria cárnica. Desde el año 2008 apostamos por la más alta tecnología y por los últimos avances en la innovación. Perseguimos mejoras y retos continuamente.

En nuestra empresa nos gusta luchar por conseguir la excelencia de nuestros productos y no cabe duda que las últimas tecnologías nos ayudan a ello. Pero el círculo de la perfección se cierra cuando esta innovación se conjuga con nuestro esfuerzo y tesón diario. Como dijo Aristóteles: “La excelencia es un arte ganado a base de entrenamiento y hábito”. En el Matadero Frigorífico El Navazo nos gusta trabajar con la innovación para conseguir la excelencia. 

En la actualidad, trabajamos con un robot automático de canales que se complementa con un sistema de vigilancia del mismo. Además tenemos una gran capacidad frigorífica y fuertes sistemas de refrigeración.

En su día fuimos y, actualmente somos conscientes de que invertir en innovación nos permite agilizar de manera productiva el proceso de transformación de la carne porcina, para estar preparados y, por supuesto, certificados para realizar la exportación de nuestros productos de cerdo a más de 45 destinos fuera de España. Además, presumimos de respetar al máximo el control y la seguridad sanitaria de todos ellos: nuestros trabajadores cambian cada dos horas los instrumentos y material de trabajo por unos limpios. Nuestro compromiso con la higiene es total y absoluto.

Las instalaciones de nuestro matadero han sido diseñadas para integrar las tecnologías más modernas del mercado, lo que nos permite obtener productos de cerdo con los mejores parámetros de calidad y seguridad alimentaria. En el Matadero Frigorífico El Navazo disponemos de salas totalmente asépticas amuebladas con las maquinarias más modernas del mercado, por lo que respondemos de manera eficiente a todas las necesidades de nuestros clientes y obtenemos así,  producto de cerdo de excelente calidad.

Una de los últimos avances tecnológicos se puede ver en la sala de despiece del cerdo.  Es un auténtico centro de innovación aplicado a la industria cárnica. Esta estancia está totalmente robotizada y automatizada con estaciones celulares modulares. Gracias a ello, las canales son despiezadas con exactitud y los productos porcinos depositados en sus respectivos compartimentos en cuestión de pocos minutos. De esta manera, nuestros profesionales logran mantener la cadena de frío y la calidad microbiológica necesaria para obtener la calidad de nuestros productos. Hay que destacar que en la sala de despiece se pueden manipular, nada más y nada menos, que 6.000 cerdos en una sola jornada.


Ser líderes en el mercado del porcino no es fruto de la casualidad. Detrás de este dato hay mucho trabajo y mucha experiencia acompañando a la innovación.