Lo primero que tenemos que recordar cuando degustamos la carne del cerdo ibérico, es que su calidad no es mera casualidad.

Muchos de nosotros no somos expertos en el arte de cortar un buen jamón. Pero esto no puede suponer un hándicap para disfrutar de este manjar de marca española.

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo te recomendamos no perder la ocasión de comer un buen jamón por el hecho de no tener gran habilidad para cortarlo.

Mucha gente cuando escucha jamón siempre lo asocia a la pierna entera, pero no tiene porqué ser así.

Hoy en día existen los paquetes de jamón ibérico loncheado para que puedas disfrutar de este producto en cualquier ocasión, así como de su aroma y sabor en todo su esplendor.

Además, queremos ofrecerte unos consejos para que, a pesar de estar envasado, no pierda su textura, su aroma y su sabor.

Así que vamos allá:

En primer lugar contarte que si ya has comprado un jamón entero, lo mejor es que te lo corte un buen charcutero en lonchas muy finas para envasarlo al vacío. Sin duda, de esta manera tendrá una excepcional conservación.

Cuando ya tengas el jamón ibérico loncheado y envasado al vacío deberás conservarlo en el frigorífico para que mantenga una temperatura ideal, de entre 5º C y 2ºC. Recuerda que si lo congelas puede perder alguna de sus propiedades.

Cuando vayas a consumirlo, desde el Matadero Frigorífico El Navazo, te recomendamos sacarlo de la nevera, aproximadamente con 30 minutos de antelación. De esta manera, la grasa aflorará poco a poco y se recuperará el sabor íntegro del jamón ibérico. Además, para que el producto porcino mantenga todas las características organolépticas, la temperatura del ambiente tiene que ser de 20ºC-24ºC. Pero sino hubieras tenido tiempo de sacarlo del frigorífico con tanta antelación, no te agobies; puedes utilizar un truco: sumerge el sobre unos instantes en agua templada y después deja que el jamón respire durante unos minutos. Eso sí; no se te olvide secar el sobre antes de abrirlo, para que éste no se humedezca.

Una consejo más: para cerciorarte de que el jamón ibérico esté a la temperatura correcta y poder disfrutar de él como te mereces, comprueba que su grasa infiltrada tenga un tono transparente.

Si es así; entonces es el momento de disfrutar de este súper producto porcino; relájate y saboréalo a tope.

En El Navazo nos esforzamos para que tu paladar disfrute de este delicioso manjar.