Cuando hablamos del cerdo ibérico, hablamos de una raza autóctona y única con unas características especiales que le otorgan exclusividad. Además de su adaptación a las dehesas, su genética especial hacen de este animal un ser vivo excelente comparado con otras razas porcinas. 

Como hemos contado alguna vez, el cerdo ibérico tiene la carne más oscura, porque tiene mayor contenido en pigmentos hemo, es decir, hierro y minerales.  

Pero desde El Matadero Frigorífico El Navazo te queremos hablar de la característica más importante y peculiar: una infiltración grasa en su masa muscular ( implícita en su ADN) hace que su carne sea mucho más jugosa que la carne de cerdo blanco. 

Ya sabes que la grasa de cerdo ibérico es saludable con una gran cantidad de ácidos grasos insaturados beneficiosos para el colesterol. La composición lípida del cerdo ibérico es cardiosaludable. 

Desde hace ya unos cuantos años, las empresas cárnicas y los cocineros se dieron cuenta de que la carne fresca del cerdo tenía mucho más potencial. Excepto en zonas dónde se criaba y se producía en mayor cantidad se sabía muy poco de los cortes especiales de los que hoy disfrutamos en los menús de todo tipo de restaurantes. Incluso su enorme popularidad los han llevado a supermercados y grandes superficies por lo que es posible disfrutar de su exquisitez en el comedor de casa.

¿PERO CUÁLES SON ESOS CORTES ESPECIALES?

Carrillera.- Es una pieza de la mandíbula inferior creada de fibras musculares que le otorgan una textura especial. Es una carne perfecta para hacer en guisos. Tiene muy poca grasa. 

Lomo.- Es una pieza grande y alargada que está pegada al espinazo. Tiene la suficiente infiltración de grasa para que cuando es embuchado y curado sea muy sabroso. Eso sí: disfrutar de un buen plato de lomo fresco es una auténtico manjar. 

Presa.- Situada en la parte superior de la paleta, forma parte del cabecero del lomo. Tiene un aspecto amarmolado por la infiltración de grasa que posee. Como es tan jugosa está exquisita a la plancha o a la brasa.

Solomillo.- Es una pieza de carne de la parte interior del lomo. Es muy tierna y sabrosa, a pesar de tener menos contenido en grasa que la presa. Esta característica hace que la recomendación sea cocinarlo poco. 

Secreto.- Junto con la presa esta es la pieza que más éxito ha tenido en las cocinas gourmet en los últimos años. De todos los cortes del ibérico es el más graso. Casi siempre se cocina a la plancha porque tiene un sabor sabrosísimo. 

Violín.- Esta pieza se obtiene durante el perfilado del jamón. Está cerca del pubis y pertenece al hueso coxal. Es de tamaño diminuto ( unos 70 gramos). En la mayoría de las ocasiones se deja formando parte del jamón y no se separa como pieza diferente. 

Lagarto.- Pieza de escaso grosor y peso tiene forma alargada entre la chuleta y el lomo que está adherida al espinazo. 

Castañuelas.- Están en las mandíbulas y son las glándulas salivares del cerdo. Su peculiaridad está en la textura, similar a la molleja pero con más grasa. Quedan exquisitas guisadas. 

Además de estas peculiares piezas el cerdo, el porcino posee otras carnes muy populares y también muy exquisitas como la lengua, la papada, las costillas o el rabo. 

En conclusión que como se suele decir, efectivamente, del cerdo se aprovecha hasta el andar, y en El Matadero Frigorífico El Navazo trabajamos todos los días para que cualquier pieza del porcino sea de alta calidad y así haga de tus comidas un momento único y especial. 

El modelo de producción del sector porcino en España es un ejemplo a nivel mundial y además es especialmente respetuoso con el medio ambiente, con el bienestar animal y con la seguridad alimentaria.

El sector porcino de nuestro país se caracteriza por su evolución y mejoras constantes, favoreciendo así la aparición de diversos modelos de producción que han encontrado la forma de ser rentables ocupando, de este modo, su propio nicho en el mercado. 

Qué duda cabe que en El Matadero Frigorífico El Navazo hemos conseguido, en los últimos años, asentarnos -dentro del modelo de producción del sector porcino- con identidad propia respetando al máximo la sostenibilidad en todos los vertientes: medioambiental, económica, social y ética, en relación al trato de los animales. El esfuerzo diario por llevar a cabo un trabajo excelente nos ha otorgado el valor diferencial que nos ha colocado como un referente nacional e internacional.

En España contamos con una normativa muy respetuosa con el medio ambiente y con la protección de los cerdos. En la actualidad, a las estrictas normas tanto nacionales como de la Unión Europea, se ha añadido el sello de certificación, creado por la INTERPOC,  “IAWS, Certificado de Bienestar Animal” y que El Matadero Frigorífico El Navazo luce con orgullo desde hace un tiempo, como ya os hemos contado. Es una importante huella de identidad que reside en nuestro ADN. 

Por lo tanto, los productos del cerdo español cuentan con los mayores estándares de calidad y seguridad del mundo y en El Matadero Frigorífico El Navazo colaboramos día a día, y con gran empeño, para que así siga siendo en la labor de las tareas de nuestra cadena de trabajo: sacrificio, despiece y la comercialización del producto porcino a nivel nacional e internacional, exportando a más de 45 países de todo el mundo.

España está consolidada como segundo mayor exportador de porcino de la UE, solo por detrás de Alemania, aumentando espectacularmente las exportaciones a terceros países, fundamentalmente a China y países del Sudeste asiático. Por lo tanto, es indiscutible que el sector porcino español tiene una importancia crucial en la economía de nuestro país, ya que supone alrededor del 14% de la Producción Final Agraria. 

El modelo de producción de la UE es único a nivel mundial. Los cuatro pilares en los que se basa ( Bienestar animal, Sanidad Animal, Alimentación Animal y Prevención y control integrados de la contaminación) sumados a un sistema de producción de alimentos con los estándares más altos de calidad, seguridad alimentaria y riguroso sistema de trazabilidad hasta que los productos llegan a la mesa, le han otorgado la distinción que posee actualmente.

En El Matadero Frigorífico El Navazo estamos orgullosos de este modelo de producción que no sólo recae en la mejora de la vida de los animales, sino también en una mayor calidad del producto porcino por lo que además garantiza el bienestar de los cerdos, el cuidado y respeto del medio ambiente, la seguridad de los trabajadores, así como la seguridad alimentaria. 

Siempre pensamos en los animales y en nuestros clientes.

La reproducción del cerdo ibérico está envuelta en unas cuantas curiosidades dignas de conocer y desde El Matadero Frigorífico El Navazo te las vamos a contar. 

Comenzamos resaltando que el mejor momento para llevar a cabo la reproducción porcina depende del ambiente y del estado físico del animal, pero la madurez sexual de los cerdos suele situarse después de los seis meses de vida del animal. Es verdad que aproximadamente a esta edad ya son fértiles y tienen su primer celo; pero aún así se recomienda esperar hasta los ocho o diez meses de vida para asegurar una cría mucho mejor.

Para que una cerda reproductora se insemine es necesario que se encuentre en estro. Es en este momento fisiológico de la hembra cuando se sitúa el celo que suele durar 2 o 3 días pero es curioso que también dependa de si la hembra es primeriza o no. 

El método para saber si el animal porcino acepta copular es utilizar al cerdo macho para olfatear. Pero desde El Matadero Frigorífico El Navazo te queremos contar otra método infalibre, y es que si se presiona el lomo de la cerda y ésta se queda inmóvil, es signo de que encuentra en celo. Curioso, ¿verdad?.

Las parideras tienen lugar en la mayoría de las explotaciones porcinas, dos veces al año: Junio y diciembre: para hacer coincidir las necesidades de los animales con los recursos naturales de la dehesa, especialmente la bellota cuando los cerdos posean una edad y peso adecuado. Algunas explotaciones llegan a tener hasta tres o cuatro parideras. Y ahí va una primera curiosidad: la gestación tiene una duración de tres meses, tres semanas y tres días.

Eso sí, para saber si la cerda está preñada o no hay que esperar unas tres semanas después de haber sido cubierta por el macho. De manera natural lo indicará la ausencia o la vuelta del celo, aunque también se le puede realizar una ecografía diagnóstico pasados 25 días desde la cubrición.

Desde el momento en el que se confirme el embarazo de la cerda se tomarán más cuidados y medidas en su alimentación. De la nutrición del animal dependerá en buena medida, el provecho que se saque a su vida reproductiva. La alimentación de la cerda gestante se reforzará mucho más hacia los 90 días de gestación para maximizar el crecimiento de los fetos en esta etapa.

También es curioso saber que a pesar de que lo ideal sería que las cerdas pudieran criar indefinidamente, no sucede así. Éstas cada vez que paren tienen camadas más pequeñas y, normalmente, con una tasa mayor de mortalidad. Por esta razón, las cerdas son utilizadas con fines reproductivos durante seis o siete partos, aproximadamente. Cuando pasa este tiempo, las hembras porcinas menos prolíferas son destinadas al matadero. Cuando se produce el parto suelen nacer ocho lechones más o menos. El primer mes se alimentarán exclusivamente con la lactancia materna. 

Es interesante, también, la rapidez con la que cogen peso estos cerdos. Desde El Matadero Frigorífico El Navazo te contamos otra curiosidad de la cría porcina: cada lechón puede pesar al nacer entre 700 y 1000 gramos pero a los tres meses pueden llegar a pesar unos 25 kilos. 

Lo cierto es que este sector del cerdo no deja de sorprendernos y son muchos los datos curiosos que se ubican a su alrededor. 

La producción porcina está distribuida por todo el mundo y en las últimas décadas ha experimentado un fuerte incremento; con excepción de algunas regiones que por motivos culturales y religiosos no la incluyen en sus rutinas alimentarias.

La carne de cerdo ha sido objetivo de cierta cantidad de tabúes por parte de los consumidores, que tenían una visión equivocada y la consideraban un producto de baja calidad. Pero esta idea preconcebida y asentada en nuestra sociedad ha desaparecido.

Hay que señalar que, de manera errónea, como se ha demostrado a través de los últimos años; durante mucho tiempo la carne de cerdo estuvo cuestionada y se hacían afirmaciones como, por ejemplo, que tiene un alto contenido en grasa, o que tiene mucho colesterol o, incluso, que causa enfermedades; pero gracias a muchos estudios científicos se ha permitido al consumidor acceder a una información veraz que le da a conocer la calidad nutricional de este tipo de alimento.

Hoy, desde El Matadero Frigorífico El Navazo queremos hacer incapié en las características positivas y nutricionales que posee el alimento que proviene del cerdo y, por lo tanto, las ventajas de incluirlo en la dieta sana y equilibrada de nuestra familia. 

Según señala la Interprofesional de Porcino de Capa Blanca de España (Interpoc), durante los últimos años la evolución en las mejoras tecnológicas destinadas a la alimentación del animal y a la producción de carne de cerdo ha originado una disminución de riesgos para el consumidor. De este modo, en la actualidad la carne porcina ofrece un 31% menos de grasa, un 10% menos de colesterol y un 14% menos calorías que hace unos años. Así, 100 gramos de carne de cerdo aportan, aproximadamente 110 calorías, una cantidad equiparable a una porción del mismo peso de algún pescado. 

            Además, es importante tener en cuanta que Igual que otros alimentos de origen animalla carne de cerdo tiene colesterol pero en cantidades adecuadas que no tiene ningún efecto negativo sobre los niveles de colesterol en la sangre de las personas sanas.

Además, te queremos recordar que el producto porcino posee proteínas de alta calidad ( con aminoácidos esenciales como la lisina), aporta vitaminas B1, B3, B6 y B12, hierro, riboflavina y ácido pantoténico. Por lo tanto, el valor nutritivo de la carne porcina la sitúa como uno de los alimentos más completos para el ser humano.

Así, desde El Matadero Frigorífico El Navazo te informamos, una vez más, que la carne de cerdo es una gran fuente de nutrientes esenciales para el organismo, y que nuestro esfuerzo diario se dirige a conseguir que nuestros productos mantengan un altísimo nivel de calidad. 

Nuestro cliente…siempre es nuestra razón de ser. 

La actividad del sector porcino y del sector primario en su conjunto tiene una gran responsabilidad en la lucha contra el cambio climático, pero también es necesario tener muy presente que somos un sector estratégico fundamental por nuestra función social, económica y vertebradora del medio rural, y que nuestro objetivo final no es otro que ofrecer productos del cerdo seguros, sanos y de calidad para alimentar a nuestros clientes como se merecen.

En la actualidad, las empresas del sector porcino estamos absolutamente comprometidas con la lucha contra el cambio climático. En El Matadero Frigorífico El Navazo hemos potenciado, especialmente los sistema y procedimientos de gestión de los impactos medioambientales derivados de nuestra actividad diaria, así como la transparencia informativa en cuanto a la materia de conservación medioambiental y de sostenibilidad; como la disminución del uso del agua con un resultado muy positivo en la de la energía o las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). 

En cualquiera de los trabajos que realizamos a lo largo y ancho de los 64.000 m2 de instalaciones que disponemos y que hacen de nosotros la planta de transformación y procesado de cerdo ibérico más grande del mundo, somos conscientes de la importancia de la Naturaleza, y de la magnitud y de los impactos ambientales generados por esta actividad. Por ello, decidimos llevar a cabo la implantación de un sistema de gestión ambiental bajo la Norma ISO 14001.  Con ella pretendemos proteger el medio ambiente con el uso responsable de cada uno de los recursos naturales que utilizamos en nuestra labor diaria. Además, en El Matadero Frigorífico El Navazo estamos comprometidos con el establecimiento de mejoras y alcance de objetivos ambientales, cumpliendo los requisitos legales y añadiendo aquellos políticas que sean aplicables; como programas de formación de reciclaje para enriquecer las cualificaciones de todos los trabajadores de nuestra empresa

En El Matadero Frigorífico El Navazo somos conscientes de que el planeta tiene una emergencia climática y, con el esfuerzo de todos, debemos aportar soluciones, mientras somos la respuesta a la falta de mataderos, dotados de los medios requeridos, para afrontar las exigencias de calidad a la hora de distribuir y exportar carne de porcino.

Podemos presumir de que apostamos, diariamente, por un modelo de producción exigente en la protección del medio ambiente. 

Todos y cada uno de los días del año debemos procurar que nuestra gente mayor lleve una alimentación variada y apetecible, con alimentos que puedan masticar fácilmente y de gran valor nutricional. Pero es evidente que, en estos momentos de pandemia del Covid_19, en los que las personas mayores son más vulnerables al contagio, su alimentación recobra todavía mucha más importancia. Para ello, se recomienda consumir entre 4 o 5 raciones de carne magra a la semana de origen animal, como, por ejemplo, el lomo o el solomillo de cerdo. Este alimento es de gran calidad nutricional para incluir 2 ó 3 veces por semana en el contexto de una dieta variada y equilibrada para las personas de más edad. Además, su gran versatilidad gastronómica, permite multitud de cocinados sencillos, de fácil masticación y digestión, lo que implica que es una carne adaptada a todas las edades y a todos los gustos, aunque es evidente que se debe respetar las cantidades recomendadas para el resto de alimentos, las cuales se pueden consultar de forma visual y sencilla en la Pirámide de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).

Desde el Matadero Frigorífico El Navazo queremos recordar que el impacto de la malnutrición en este grupo de población supone, tanto si se trata de personas sanas como si tienen patologías establecidas, un riesgo mayor de contraer enfermedades, así como la aparición de deterioro cognitivo, anemias, una aceleración de las enfermedades degenerativas…etc. De hecho, en las personas mayores la alimentación cumple una función preventiva muy importante.

También es interesante destacar que, el proceso de envejecimiento de las personas afecta a la función digestiva, reduciendo la absorción intestinal de los nutrientes y pudiendo, así, ocasionar en los ancianos mayores cuadros de desnutrición, aun cuando éstos requieran una menor cantidad de energía y, como consecuencia, necesiten comer menos y más sano. Por ello, en El Matadero Frigorífico El Navazo nos preocupamos porque nuestros y vuestros mayores consuman un alimento porcino propio para su alimentación saludable y trabajamos todos los días para que nuestros productos del cerdo tengan la mayor calidad.

La carne de cerdo es una fuente importante de proteínas de alto valor biológico. Contiene aminoácidos esenciales y totalmente necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Del mismo modo contiene minerales como hierro, selenio y zinc y vitaminas del grupo B, especialmente la B12, todo ello beneficioso para la alimentación de las personas mayores.

Finalmente, no debemos olvidar una última recomendación de los expertos en nutrición: una alimentación equilibrada y saludable, en la que efectivamente tienen cabida los productos del cerdo, debe acompañarse con la práctica diaria de ejercicio, de tal manera que la energía (calorías) ingerida se equilibre con la actividad diaria.

En El Matadero Frigorífico El Navazo apostamos por un producto excelente incorporado a la buena alimentación de todos nosotros: desde los más pequeños a nuestros mayores.

La carne de cerdo aporta a los más pequeños de la casa una cantidad de nutrientes muy variada, necesarios para un sano y adecuado crecimiento.

Todos sabemos que, durante estos días de confinamiento originado por la crisis del Coronavirus, la alimentación sana y algo de actividad física ayudará a los niños a disminuir su nivel de estrés y ansiedad provocada por la falta de «libertad» durante el aislamiento en sus casas. Los pequeños necesitan correr, necesitan salir para rebajar su ansiedad…pero también, desde El Matadero Frigorífico El Navazo te recomendamos que tus hijos lleven una alimentación sana y equilibrada, que proteja su sistema inmune y que les ayude a reducir este nivel de estrés tan desfavorable para su buena salud.

En el marco de un patrón de alimentación equilibrada y mediterránea, es recomendable que los niños consuman todos los grupos de alimentos, adecuando la dieta a la situación de cada uno. Así, y como explican los expertos en nutrición infantil, te recomendamos que la ración media de carne para los más pequeños de entre 4-10 años sea de, aproximadamente 80-100 gramos y de 120 gramos para niños entre 11 y 16 años.

Actualmente, y en referencia a la inclusión de la carne de cerdo en la alimentación infantil, SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación) indica que, se puede usar un truco, como norma general para calcular una ración media infantil adecuada: un filete de carne porcina del tamaño de la palma de la mano del niño, con el grosor de un dedo índice. La recomendación de inclusión de esta carne se encuentra en torno a 2 raciones al día, alternada con otras carnes magras y otras fuentes proteicas como legumbres, pescado o huevo.

Desde El Matadero Frigorífico El Navazo, te contamos que en un menú saludable y equilibrado para la población infantil, la carne de cerdo, sobre todo si es fresca, tiene cabida dentro del grupo de proteínas, proporcionando al niño las vitaminas y minerales necesarios para ayudar a cubrir sus necesidades nutricionales. Los más pequeños se encuentran en una continua síntesis y recambio proteico en su organismo, por lo que su necesidad de consumir proteínas es muy elevada. En la alimentación infantil es una pieza fundamental para que los niños obtengan todos los nutrientes fundamentales para un correcto crecimiento y desarrollo. Pero no sólo esto: la carne porcina aporta minerales esenciales como el calcio, necesario además de para el crecimiento; para el desarrollo de los huesos. Así, desde El Matadero Frigorífico El Navazo te contamos que la carne de cerdo es rica en vitamina B y D. La primera es importante porque ayuda al metabolismo energético normal y, además, interviene en el normal funcionamiento del sistema nervioso. La segunda vitamina contribuye a la absorción del calcio.

En tiempos de cuarentena obligada por la crisis del Covid_19, la relación emociones-nutrición es clara, ya que, según explican los expertos, en momentos de inestabilidad emocional somos más propensos a consumir alimentos grasos y procesados, y probablemente, hacemos extensiva esta mala praxis a nuestros hijos. Esta actitud no es positiva en ningún aspecto puesto que provocamos un exceso de grasa en la dieta diaria que no nos permitirá encontrarnos bien a la larga, ni psicológica ni físicamente.

Por ello, en El Matadero Frigorífico El Navazo abogamos porque en tu hogar llevéis a cabo una dieta saludable de manera continua y, además, trabajamos todos los días para que la carne de cerdo incluida en tu dieta y en la de tus hijos sea de la mayor calidad posible.

Nos preocupamos por ti y por los tuyos.

Hace unos días que El Matadero Frigorífico El Navazo consiguió el Certificado de Bienestar Animal por IAWS INTERPOC, sello por el que nos sentimos extremadamente orgullosos. Nuestro trabajo diario está enfocado a cumplir al máximo las garantías exigidas por la normativa vigente con la máxima información y transparencia al consumidor. 

Porque para obtener el Sello IAWAS (INTERPOC ANIMAL WELFARE SPAIN) han de cumplirse, además de las normas legales de la UE sobre bienestar animal, otros requisitos más exigentes que suponen un plus adicional en materias relativas a la salud y sanidad animal, la bioseguridad, el alojamiento de los animales, la seguridad alimentaria, la trazabilidad y el medio ambiente. Varias auditorias periódicas de control han confirmado que nuestro trabajo es impoluto en todas las fases de la cadena productiva, asegurando con ello que cumplimos, estrictamente, con los parámetros establecidos en el Reglamento de Interpoc.  

Cabe recordar que la Unión Europea es el líder mundial de protección de los animales, y cuenta con el cuerpo legal más amplio que existe en esta materia. Además, tiene en su estructura organizaciones de protección de los animales como organismos de consulta, incluso ha creado la Plataforma Europea de Bienestar Animal, que es el máximo órgano consultivo de esta cuestión. Está formado por un representante de cada Estado Miembro, de organismos internacionales, así como cuarenta expertos en la materia, quienes analizan la puesta en marcha de la legislación, realizan análisis en ámbitos de interés y llevan a cabo la promoción internacional de la forma europea de entender el Bienestar Animal.

El Bienestar Animal es el grado de adaptación de un animal al medio; es el mantenimiento de la homeostasis de un animal; es la calidad de vida de un animal y es que los animales sean tratados según la normativa vigente.

En El Matadero Frigorífico El Navazo extremamos nuestras fuerzas para realizar un buen trabajo y cuidado de los cerdos. En definitiva, realizamos buenas prácticas en todos los eslabones de la cadena de nuestro trabajo, desde que los puercos llegan a nuestras instalaciones hasta que entregamos el producto del cerdo a los clientes. Este empeño diario ha contribuido a conseguir el éxito y a la obtención de este sello IAWAS, que nos enorgullece saber que solamente consiguen aquellas industrias cuyo compromiso con el bienestar animal es íntegro. Este adjetivo forma parte del ADN de nuestra labor diaria. 

Con este reconocimiento se pone de manifiesto que en El Matadero Frigorífico El Navazo trabajamos de forma proactiva buscando realizar buenas prácticas de manejo del cerdo y de sus producto, informando de ello y de la protección de los animales con los que trabajamos.

Además, y siempre pensando en nuestros clientes, el Sello de Certificación IAWAS permite al consumidor reconocer que un producto se ha elaborado con las máximas garantías en materia de bienestar y seguridad alimentaria y es la forma más eficaz de transmitirle nuestro compromiso del sector porcino de capa blanca con calidad y excelencia. Por ello, estar en posesión de este certificado supone una garantía de control de nuestros productos. 

Nos gusta recordar que en El Matadero Frigorífico El Navazo apostamos por nuestros clientes y por los productos sanos, seguros y de calidad.

La pandemia declarada del Covid-19 está afectando al ritmo de vida de nuestros trabajadores, que se esfuerzan a diario para mantener la actividad de nuestra empresa que ha visto incrementado, durante los últimos días, su volumen de trabajo.

En El Matadero Frigorífico El Navazo hemos tenido que adaptarnos con inmediatez a esta grave situación de crisis sanitaria y social, adoptando medidas extraordinarias para conseguir evitar el tremendo impacto del coronavirus

Somos conscientes de que todo lo que está aconteciendo puede generar inquietud, por eso queremos hablarte de las medidas exhaustivas que hemos tomado para preservar la salud de nuestros profesionales y para garantizar la continuidad de nuestra actividad, asegurando así, el suministro de alimentos porcinos a la sociedad.

Para ello hemos definido protocolos de actuación frente a  la situación actual e incluso, ante posibles escenarios futuros. Eso sí; en todo momento, siguiendo las directrices marcadas por las autoridades competentes. 

Pero, antes de hablar de las medidas de precaución que hemos adoptado en El Matadero Frigorífico El Navazo, queremos destacar el tesón diario de todo nuestro personal ( desde los trabajadores de los departamentos de administración, pasando por todas las áreas del matadero ….hasta los transportistas). Porque todos y cada uno de ellos están sobrellevando esta situación excepcional y compleja de forma ejemplar, como verdaderos héroes profesionales, realizando todos los días un esfuerzo enorme, tanto dentro como fuera de nuestras instalaciones, en el que prima la responsabilidad de proteger y mantener seguras a sus familias cuando llegan a casa. 

Todos los trabajadores de El Matadero Frigorífico El Navazo somos conscientes de que las precauciones externas son fundamentales para mantener el correcto funcionamiento del matadero… y la actuación de nuestros trabajadores está siendo sublime. Todas nuestras actividades continúan sin afectación gracias a su gran esfuerzo. 

Porque nos preocupan nuestros trabajadores y sus familias, en El Matadero Frigorífico El Navazo hemos extremado las medidas restrictivas de acceso a nuestras instalaciones. Éste solo se permite por decisión de Gerencia y siempre que exista una causa de fuerza mayor. El visitante, siguiendo un estricto protocolo, se hará un correcto lavado de manos, se pondrá una mascarilla y cumplimentará un cuestionario sanitario. Por supuesto, estos encuentros siempre se llevarán a cabo con un metro de distancia entre visitante y trabajador. Además, hemos enviado emails a todos nuestros clientes y a DO comunicándoles esta medida de acceso restringido. 

El control de entrada se realiza desde ventanillas especiales y nuestro personal siempre lleva mascarilla y guantes; por supuesto el uso de solución hidroalcohólica desinfectante es continuo.

Los transportistas, que llevan a cabo una importantísima labor en nuestra cadena de trabajo, depositan sus albaranes firmados en un atril dispuesto exclusivamente para ello en la puerta del matadero. Estos profesionales, a los que se les ha entregado mascarilla y guantes, han aceptado, perfectamente, esta medida de prevención tan importante y por ello, asumen que, actualmente, tienen prohibido el acceso al interior de nuestras instalaciones.

Todos los trabajadores de El Matadero Frigorífico El Navazo están informados de los pasos a seguir según el protocolo de medias de prevención extraordinarias que estamos llevando a cabo. Se han colocado carteles informativos en las entradas del personal para notificar los síntomas compatibles con el Covid-19, porque, por supuesto, está prohibido acudir al puesto de trabajo si se padeciera alguno de ellos o, si se hubiera tenido relación con alguna persona contagiada.

La colocación de mamparas y una distancia de casi 2 metros entre los trabajadores, también nos ayudan a conseguir jornadas más seguras frente al coronavirus. 

Todo el personal, en el matadero, desde los equipos de limpieza hasta la zona de sacrificio, despiece, envasado y procesado… llevan la indumentaria precisa, incluyendo equipos Epis, con gafas en aquellas actividades en las que la exposición al contacto es más fácil que se produzca.

Las paradas se hacen de manera programada para que no se formen grupos de más de 2/4 personas en el mismo espacio. Contamos con cuatro comedores y diferentes zonas de descanso para llevar a cabo una reducción drástica de los contactos, algo que el personal recuerda porque lo lee en la cartelería adicional que se ha colocado en las entradas de los vestuarios. 

No queremos dejar de poner el foco en la importancia que tiene el personal de limpieza. Cabe recordar que una alta tasa de contagio del Covid-19 es a través de gotículas respiratorias, y el gran equipo de profesionales con el que contamos en El Matadero Frigorífico El Navazo ayudan a impedir, con la desinfección constante de nuestros espacios, que esto suceda.

Estamos orgullosos de contar con una plantilla muy responsable y comprometida con su trabajo, y con esta causa que nos implica a todos. La premura de la situación del COVID-19 les ha obligado, en muchos casos a cambiar su forma de trabajo. Es un orgullo contar con personal de diferentes departamentos realizando teletrabajo sin tener ningún problema, como ocurre en RRHH o en Calidad, o combinando ambos, como es el caso de Dirección, Trazabilidad, Salazón y Gestión. Siempre intentado encontrar el equilibrio para poder asegurar la corrección de nuestro oficio y la seguridad de nuestros trabajadores y sus familias. 

Todo el equipo de El Matadero Frigorífico El Navazo sigue velando porque nuestro servicio no se vea afectado por esta eventualidad tan grave y que el éxito y la calidad que nos caracteriza siga formando parte de nuestro ADN. A fin de cuentas, vuestra seguridad es nuestra responsabilidad. 

Entre todos, a diario, imponemos esfuerzo y resistencia para seguir al pie de esta batalla que, seguro, vamos a ganar. 

Desde El Matadero Frigorífico El Navazo queremos hablarte de las diferentes etapas de crianza del cerdo ibérico, desde que nace hasta su sacrificio. Sabemos que la buena crianza de los puercos influye, directamente, en la calidad del producto final y por ello, una correcta atención en estas etapas de su vida es fundamental para conseguir la etiqueta excelente de los alimentos que proceden de ellos.

En la cría de un cerdo 100% ibérico destinado a la industria cárnica se diferencian 4 etapas:

1.- La primera fase es el nacimiento y cría. La duración de la misma es de aproximadamente 60 días y suele alcanzar un peso unos 23 kilos. Al cerdo recién nacido se le denomina lechón y seguirá recibiendo este nombre mientras esté tomando leche materna. 

2.- Una vez finalizado el destete, el puerco pasa a la fase de recría. El cerdo ibérico empieza a incorporar otros alimentos a su dieta y por ello, desarrollará su estructura muscular y ósea. El animal, en este momento, pasa de pesar alrededor de 23 kilos a 57,5 kilos, aproximadamente . Durante este periodo, se persigue el objetivo su adaptación a la dehesa. El porcino tiene entre 2 y 6/7 meses de edad y es el momento idóneo para ello. Dentro de la recría, al cerdo se le llama marrano hasta que alcance alrededor de 60 kilos de peso.

3.-  La etapa conocida como fase de cebo, es en la que el animal engordará más hasta alcanzar el peso óptimo para su sacrificio. Esta fase es primordial para clasificar el cerdo ibérico según su alimentación. En este periodo el animal pasa por dos estados:

a) uno en la que alcanza un peso de 50 kilos y el animal pasa a denominarse marrano.

b) y otro en la que el peso del cerdo se sitúa entre los 58-105 kilos que es cuando al cerdo se denomina primal. Esta es una etapa fundamental ya que será la antesala de la montanera. La edad de estos animales va desde los 7 a los 17-18 meses.

4) En la última etapa de cría, la montanera, los puercos pueden pesar desde 105 kilos hasta 180 kilos, peso que exige la Norma de Calidad de este sector para poder ser sacrificados (el Real Decreto 4/2014). Los animales alcanzan edades medias de unos 20 a 22 meses. Y esta es la fase en la que se determina en buena parte la calidad del producto, porque, por ejemplo, en función de la alimentación y la forma de cría del cerdo, el jamón tendrá distintas características y denominaciones. Como hemos comentado en otras entradas se distinguen diferentes categorías dependiendo de la raza y de la alimentación y el manejo del animal y se identifican cada una con un color.

En El Matadero Frigorífico El Navazo nos encargamos de que esa calidad del producto porcino sea excelente cien por cien, y te aseguramos que todos los días nos esmeramos para que así sea.